domingo, 26 de julio de 2009

LA REBELIÓN DE LOS RELOJES


Vi un mundo acelerado donde sus habitantes apenas tenían oportunidad de beberse las nostalgias observando las mil normas que regían sus días y obedeciendo al único tirano al cual nunca pudieron derrotar. Y para mejor honrarlo no tuvieron otra idea que la de haber inventado el aparato que les sirviera para medir la fuerza de su poderío aplastando en su desmesurada carrera lo poco que iba quedando de los hombres. El reloj les sirvió entonces para determinar el paso de las horas marcando una sucesión de días, años, décadas y milenios que vieron cómo iban quedando en el camino las tumbas abiertas de las generaciones aniquiladas.

Pero un día, nadie supo cuándo, los relojes de todo el mundo, los automáticos, los mecánicos, de pilas, de lithium, de péndulo, los de los campanarios y torres que había sobre la Tierra detuvieron al unísono sus máquinas infernales. Inmediatamente la gente se sintió liberada de aquella cárcel con barrotes de manecillas circundantes y se estancó en un mundo rígido que desafiaba a las leyes naturales.

El hormigueo incesante de las grandes ciudades se convirtió solamente en objeto de recuerdos. Cada ser humano, cada planta, cada animal se perpetuó para siempre en frías estatuas de viento. Las hojas de los árboles no cayeron, las flores se quedaron con sus capullos cerrados, los ríos detuvieron el arrullo mágico de las aguas y en el mar, las crestas de las olas quedaron estáticas en insólitas alturas.

Los jueces no pudieron dejar caer sus martillos para dictar sentencia y más de un millón de convictos quedaron atrapados en una realidad vacía como en una cárcel-trampa peligrosa y hostil. Las fuentes de las plazas murieron de nostalgia cuando ya no hubo nadie que se acercara para ver su reflejo en el agua dormida. Qué decir del sol que alumbraba sin llegar a calentar los corazones, y del otro lado del mundo, la noche estanca de estrellas que repartía soledades a los ojos ciegos del tiempo.

Ese día no hubo muertos. Allí quedaron los que ya estaban condenados, suspendidos del delgado sedal de su destino esperando que la muerte tampoco pudiera mover su propio péndulo. Y la muerte no pasó… Aquéllos que lloraban, inundaron su alma con un llanto infinito, aquéllos que estaban felices llevaron en su rostro la sonrisa dibujada para siempre como máscaras de antiguos y trágicos teatros.

Ya no existía ningún punto de referencia que anudara pasado, presente y futuro, estando todo situado en el mismo lugar y en el mismo y único momento.
Cuando parecía que la Tierra se había convertido en una carcasa vacía de ilusiones y miserias, despojada y solitaria, un brillo místico horadó aquel espacio muerto llegando hasta el alma de los recuerdos e inundando con su luz la cúspide del tiempo.

Fue entonces cuando se escuchó un tímido “tic” martillando esa cuna de silencios, al que le siguió un indeciso “tac” y como un corazón que vuelve a la vida de la misma manera comenzó a funcionar un reloj. A éste lo siguieron otros, y otros más… y en interminable cadena de tañidos, uno a uno comenzó a desperezarse de aquel letargo de siglos sacudiéndose el polvo de la espera, y con ellos despertaron también los hombres y con los hombres volvió a caminar el mundo, ignorando que alguna vez los relojes se habían detenido en una rebelión absurda cargada de mensajes que casi nadie comprendería y que a nadie le importaba comprender…

24 comentarios:

mari dijo...

QUE CONTRADICTORIO LILI,A VECES DESEAMOS CON TODAS NUESTRAS FUERZAS QUE SE PARE EL TIEMPO,PUES LO QUE ESTAS VIVIENDO NO QUIERES QUE JAMAS TERMINE Y EN OTRAS DESEAS QUE EL TIENPO PASE VOLANDO PORQUE DESEAS UNA HORA,UNA FECHA,UNA SITUACIÓN DETERMINADA...ES INCREIBLE COMO DEPENDEMOS DE UN TRISTE RELOJ QUE SU UNICA Y TRISTE MISIÓN ES GIRAR Y GIRAR SUS MANECILLAS PARA QUE TODOS CUMPLAMOS NUESTRO DESEADO O NO DESTINO.

UN BESO LILI
(como siempre reflexión)

Liliana G. dijo...

Sí Mari, esa es la idea del cuento, que nos detengamos a pensar sobre qué significa para cada uno el tiempo...

¡Gracias amiga del alma!

Un besote inmenso.

MAJECARMU dijo...

Liliana,creo que el reloj material es un simple símbolo del pasar de día a la noche y viceversa.

Nosotros somos tiempo..y a veces nos paramos a reflexionara,a retomar el recuerdo y renovarlo..o bien huimos del presente,sin quererlo hacia un futuro inexistente que nos lleva a la nada.

El verdadero sentido es vivir cada instante presente,recreando en él todos los tiempos,ya que sólo existe lo que vivimos y recordamos.
Creo que a partir de ahí comenzamos a crear la eternidad..

Gracias por el excelente relato-reflexión,amiga.

M.Jesús

Nirvana dijo...

Decimos siempre que el tiempo es tirano y algunas veces que nos gustaría romper el reloj. Interesante desafío tu cuento, ya que sin el paso del tiempo dejaríamos de ser.
Me encantó, es para pensarlo dos veces.

Besotes.

apm dijo...

Liliana: precioso cuento, muy reflexivo a la vez.

Siempre reloj en mano, siempre andamos liados y a cuestas con el tiempo, el tan traido y llevado tiempo, el tiempo del que nunca somos dueños del todo, él, que siempre termina ganándonos la partida, pero.....

él (el tiempo) también es quien de alguna manera nos determina, sin el tiempo, sin el pasar del tiempo, sin el devenir del tiempo no seríamos nada: somos porque vivimos y vivimos porque nos transcurre el tiempo.

Pienso Lili que, en esta lid personal con el tiempo, lo mejor es vivir a su par intensamente, lo más intensamente y, cada momento.

Un besote bien gordo, reina

Liliana G. dijo...

Creo lo mismo que vos M. Jesús, el ser humano es tan contradictorio que no puede vivir el aquí y ahora sin depender del tiempo... y a sabiendas que si de él no dependiéramos en absoluto, tampoco viviríamos.

Gracias amiga.

Besos.

Liliana G. dijo...

Claro que es para pensarlo dos veces Nirvana, o para no pensarlo más y definitivamente vivirlo.


Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

Lo has explicado de maravillas apm, es de esa manera y de ninguna otra. Podríamos hablar un rato largo sobre el tiempo y la vida, pero el resumen ya estaría hecho.

Mil gracias. Besos y cariños.

Marcos dijo...

Lili, cuando comprendamos el verdadero valor del tiempo, el que no se mide ni se pierde, habremos alcanzado el ideal del vivir.
Tu cuento es una antítesis perfecta, el orden desordenado por los acontecimientos inmunes al tiempo y a la vida.

Tu cuento es pura reflexión.

Besos.

Liliana G. dijo...

Gracias Marcos, me encanta hilvanar los pensamientos, los tuyos, los míos, los del resto de la gente... la reflexión se hace gala y enriquece los renglones de un cuento tan simple que apena haberlo escrito.

Un besazo amigo querido.

esteban lob dijo...

Me ha permitido este cuento, querida Liliana, pensar en cómo somos esclavos del reloj. Pero también en qué sería de nosotros sin él.

Cariños.

Charly T. dijo...

Querida Lili, reflexionar de la mano de tus escritos es un gusto ¡si sabré lo que significa depender del reloj! Soy adicto a este tic tac inútil que ordena nuestra vida pero descontrola nuestra paz interna.

Muy bueno. Un beso grande.

Mundo Animal. dijo...

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

...........................................,@@@@@,
.......................................,@@’/\@'@/\.@,
......................................@@@\c.'"’".J/@@,
.@..................................@@@/.d...b.\'@@,
.`@@.............__............@@@|..........|@@
..`@@........,-'.....`"~----"'@.@'(=_Y_=). @'
...././.......'.........`.............`@@@\'7'/@.@'___
...(.(...../..............;.............` @@@@@´__),),)
...`..`--'..............,'.........._,`-.____`-,
.....`"""`.._____..`----,`............`),),)
....................`.~."-),),)

Nosotros, los animales,
les queremos recordar:
si nos toman por mascotas
que nos quieran de verdad.

Si triste y enfermo me ves,
deseo que atención me des.
Sin mirar día ni horario
llama al veterinario.


También tenemos derechos:
dame comida y techo,
por favor, no me hagas mal,
porque soy un animal.

Nosotros, los animales
les queremos recordar:
Si nos toman por mascotas,
que nos quieran de verdad...



!! Que tengas una linda semana, saludos de Mundo Animal ¡¡

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Liliana G. dijo...

Esa era un poco la idea Esteban, que nos pusiéramos en las dos puntas para tratar de ver qué podía pasar. Ninguna de las dos opciones son gratificantes, creo. Al tiempo hay que darle el lugar que se merece y no permitir que no esclavice.

Gracias por tu comentario, Esteban.

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

¡Mucha razón Charly! "Descontrola nuestra paz interna", nunca mejor dicho...

Gracias, amigo. Besos.

Liliana G. dijo...

¡¡Gracias Mundo Animal!! ¡¡Son unos dulces!!

Besos y hermosa semana.

Charo dijo...

Liliana eres fantástica!!!
Yo que estaba pensando...que bien si no pasara el tiempo...prosigo leyendo y jajaja
Fabuloso amiga!!!

Un besazo

Linus dijo...

El inconformismo innato del ser humano con sus circunstancias, ha sido plasmado con la crudeza de una realidad hipotética, pero ciertamente orientadora a la hora de dejar una reflexión.
Niña, has nacido para escribir.

Un afectuoso cariño.

Liliana G. dijo...

Ya has visto que no se puede confiar ni en nuestros propios pensamientos, jajaja. Todo tiene sus pro y sus contra...

¡Gracias Charo!

Un beso gigante.

Liliana G. dijo...

Guaauuu Linus, hoy has estado muy solemne amigo. ¿Habré nacido realmente para escribir? ¿O escribo porque vivo...?

Muchas gracias.

Un fuerte abrazo.

Fiamma dijo...

Impresionante el texto y la imagen, me has dejadp anonadada... te felicito por tu talento querida amiga

Besitos

Mariquena dijo...

Hola, vengo de recorrida por varios blogs y te he encontrado. Escribes hermoso (ya leí algunos poemas tuyos) y ahora me has atrapado con este relato. ¡Felicidades!

Saludos.

Mundo Animal. dijo...

__@@@@@
_@@___@@_________@@@@
_@@___@@_______@@____@@@
_@@__@@_______@___@@___@@
__@@__@______@__@@__@@___@@
___@@__@____@__@@_____@@__@
____@@_@@__@_@@________@@
____@@___@__@@
___@___________@
__@_____________@ QUE ESTES BIEN !
_@____^_____^____@
_@_______º_______@
_@_______________@
___@_____V_____@
____@@_______@ BESOS Y CARIÑOS!
_______@@@@
BUENAS TARDESSSSSSSSSS!!!!!!
TE DEJO UN SALUDITOOOO
CHRISSSSS

Liliana G. dijo...

¡¡MUCHAS GRACIAS CHRISSSSS!!

Un beso inmenso.