jueves, 8 de octubre de 2009

OTOÑO EN MÍ


Vi caer las hojas en otoño y pinté de ocre la tela del horizonte. Un viento traicionero robaba sus mariposas al árbol y elevaba al cielo los secos despojos de un verde perdido para siempre. Todo fue color del tiempo, menos la lírica del verso que se negaba a volar junto a las hojas y se quedaba aquí abajo en el dulce remanso de la tierra parda.

Como una maga de estaciones desiertas elevé mi mirada hacia las alturas póstumas, encontrando entre el cielo y el mar, un canto de faunos olvidados. Aquí y allá morían las hojas como pájaros sin mañanas, pero en la mirada soñadora que mi corazón le obsequiaba al otoño, encontré finalmente el beso de la aurora. Y con el beso desanduve las distancias de macilentos pasados en pos de inciertos inviernos. Me amarré como un marinero a su barco en medio de la tempestad mientras el estruendo de las olas ahogaba el dulce canto del mar.

Hurgué como una niña en un horizonte sin penas entre las hojas de los árboles que se arremolinaban con el viento y regresando de mi viaje toqué suelo dejando para siempre mis pisadas en el lecho mágico de este día de otoño.

42 comentarios:

SANDRA dijo...

Un paisaje de otoño mágico el que nos has mostrado a travéz de tus bellas palabras querida Liliana.
Besitosssssssssssssssssssssss.

Lisandro dijo...

Lili.... respire el aire que se mece en las hojas del otño... me encanto amiga... Tkm

Liliana G. dijo...

El otoño siempre me pareció mágico, Sandra, por eso trato de pintarlo como lo veo...

¡Gracias amiga!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

¡Hola Lichi! Esa es la sensibilidad exquisita que vos mismo tenés, de otro modo no sentirías ni el paisaje ni el poema...

¡¡Gracias mi dulce!!

Besos y cariños. Tkm

Mery Larrinua dijo...

En la region donde vivo, no tenemos un Otoño definido, he leido tu escrito, he cerrado mis ojos, he visto las ojas secas, he jugando con ellas...gracias Lily
besitos mery

Liliana G. dijo...

¡Gracias Mery! ¡Qué cálidas palabras!
Esa es la magia que tienen las Letras, nos transportan a través de sus imágenes y nos depositan donde nuestro corazón quiera.

Un beso grandote.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

QUÉeeeeee preciosidad; una belleza de escrito.
Un besote y buen finde

MAJECARMU dijo...

Esa mirada limpia y esperanzada.. le arrancará a la aurora aquel milagro, que es eterno beso y se repite.. cada vez que la niña entre las hojas busca el horizonte y la esencia.. que transciende..

Tu texto me emociona,porque lo comparto y lo siento muy adentro..
El otoño.. es buscar esa esencia..

Excelente,mágico y profundo.
Mi enhorabuena,amiga.
Mi abrazo y admiración siempre.
M.Jesús

Linus dijo...

Siempre rodeada de magia, niña, cada palabra lleva las sensaciones más simples y más bonitas de la vida. El otoño en ti, es el otoño de los sueños.

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias M. Ángeles es un gusto encontrarte con tu calidez de siempre.

Besazos amiga y buen finde.

Liliana G. dijo...

La que se emociona con tus palabras soy yo M. Jesús, ¡cuánto sentimiento!
Es un verdadero gusto "escucharte", tanto como leer tus poemas.

¡Gracias de todo corazón!

Un beso muy grande.

Liliana G. dijo...

Linus es muy bonito lo que me decís y me encanta...

¡Muchas gracias, amigo!

Un afectuoso cariño.

Àngel dijo...

También la ha dejado en mi corazón la huella.. un abrazo

Nirvana dijo...

¡Que bonitoooooooo! Uno te lee y sueña Lili.
Lo que para otros es nostálgico, como el otoño, vos lo convertís en una chispa más que destella de tu propia magia.

Besos, amiga.

mari dijo...

¿¿Me permites que le ponga el titulo??

" LA MAGA DEL VIENTO "

No tengo mas que decir...
Un abrazo enorme,AMIGA MIA!!!!

Antoñi dijo...

¡Qué bonito!, me maravilla la fuerza que has puesto, ha dibujado la esencia del otoño, tal y como yo la siento…. Ese sentimiento de desoladora pérdida, del camino que se abre al frio invierno y esa necesidad de salida de encontrar la vida, en lo que muere, para después renovarse….
Felicidades Liliana, escribes que me maravilla, tu uso del lenguaje. Creo haberte dicho, que tu sin duda eres escritora. Le pido a la vida que se te reconozca como tal, el mundo se merece que tus letras sean reconocidas como profesional….. Besos, Antoñi

Liliana G. dijo...

Gracias Ángel, es muy dulce de tu parte.

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

Guaaauu ¡Qué poética! Me encantó...

¡Mil gracias Nirvana!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

¡Hermoso Marita! También vos me hacés volar con la imaginación... ¡Qué gusto!

Gracias de todo corazón, amiga.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Antoñi, es genial poder compartir el sentimiento que llevan las palabras en sí mismas, anima a seguir escribiendo, alienta a no dejar el camino...
No importa que el mundo me conozca, lo importante es que me reconozcan personas como vos, con el corazón alerta.

¡Muchas gracias!

Un beso gigante.

Juan Sin Nombre dijo...

Con las palabras has pintado un cuadro donde los sentimientos vuelan al ritmo de las hojas... ¡Precioso!

Un fuerte abrazo.

Mistral dijo...

Liliana: Te leo y veo en tus palabras, hojas doradas planeando desde el cielo de tu sentir, consiguiendo hacer soñar a quien las lee, cuando reposan en el suelo de tu blog.

Gracias por tu visita
Un abrazo

Liliana G. dijo...

También me gustaría pintarlo en un lienzo, tal vez por eso lo pinté primero en palabras.

Muchas gracias, Juan S. N.

Cariños.

Liliana G. dijo...

¡Gracias Mistral! ¡Qué bonito! Si puedo hacer soñar con mis propios sueños, ya habré alcanzado mis metas.

Un abrazo de oso.

Charly T. dijo...

"Como una maga de estaciones desiertas..." Es que sos una maga y no creo que en ninguna estación donde vos estés presente, se encuentre desierta, tu magia hace que siempre estés acompañada...
Hermoso.

Muchos cariños, Lili.

Liliana G. dijo...

Woow, qué bonito piropo Charly... te lo agradezco de todo corazón.

Un besazo enorme.

**Andrea** dijo...

¡Qué bello amiga! Tu relato tiene la misma luz y el mismo color que la imagen que lo acompaña...

Besos.

Liliana G. dijo...

Gracias Andrea, es un gusto encontrarme con tu calidez...

Cariños.

caminante dijo...

Me gustaría abrir una puerta al camino de tu fotografía para así sentir en mi piel y en mi alma la belleza del texto que publicas.

Un beso

RECOMENZAR dijo...

Ser un artista no es otra cosa que el deseo demente de expresarte”


Te sigo sin preguntarte

Liliana G. dijo...

¡Qué bonito Caminante! ¡Gracias!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Bienvenida Recomenzar. Me gusta la definición de artista, contiene la fuerza de la palabra...

Con que me sigas es suficiente placer.

¡Gracias!

Un abrazo.

ALEX dijo...

HOLA LILIANA, HE ENTRADO EN TU BLOG DE CASUALIDAD Y ME HA ENCANTADO...LAS FOTOS, TUS POEMAS..ES UNA GOZADA...ME QUEDO UN RATITO Y TE SIGO...FELICIDADES Y UN BESO DESDE ESPAÑA.

Liliana G. dijo...

¡Bienvenido Alex! Es un placer que la casualidad te haya traído hasta mi página, me alegro muchísimo que te haya llegado.

¡Gracias!

Un beso.

Marcos dijo...

El otoño en vos, es el más hermoso de los otoños, porque podés atrapar la Palabra y hacerla tuya con tu propia magia.
Precioso, Lili.

Besos.

Rosario dijo...

Siento el sonído de tus pisadas al crujir con las mariposas voladoras, Mágicas.
Un abrazo fuerte Rosario

Liliana G. dijo...

La Palabra encierra magia en sí misma, Marcos, sólo trato de encontrarla para poder transmitirla...

Muchas gracias, amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Querida Rosario, poder sentir, ya es estar dentro del relato, y sólo tu sensibilidad te permite hacerlo.

Gracias de todo corazón.

Un beso grande.

Nirvana dijo...

¡¡Holaaaaaa Lili!! Vine a leer de nuevo este texto maravilloso y no pude aguantar de dejarte un saludo...

Besos.

Liliana G. dijo...

Gracias Nirvana, es un verdadero gusto saber que volviste para releer este texto.

Un beso grande.

Francisco Javier dijo...

Ahora yo respiro otoño en mis poros, es otoño, y veo como la vida cambia, la vida avanza, las hojas caen y tus hermosas letras se ahondan en mis entrañas, un abrazito de cariño.

Liliana G. dijo...

Siempre la vida avanza, Francisco, es un gusto enorme que mis letras se ahonden en tus entrañas...

¡Gracias!

Besos y cariños.