lunes, 9 de noviembre de 2009

CAPÍTULO VIII: ROMANCE DE ISOLDA A DON ALFONSO


Así don Alfonso, mi señor, que me hubisteis amado
sobre el lecho impoluto de virgen en un tiempo robado,
junto a la castidad perdida, tesoro que os he entregado
por el amor que os profeso y por el amor
que os he dado.

¡Válgame Dios, Señor, que mi alma habéis mudado!
¡Válgame el Cielo que con su sol nos ha alumbrado!
Que si morir debiera en este día templado
moriría feliz en vuestros brazos por haberme entregado
a caballero que en su gloria mi corazón ha atrapado
mensajero de la mía gloria que en ella, gozosa,
me habéis dejado.

No conocí hombre que en mi morada hubiera entrado
ni lides en amores que conociera mi pobre enfado,
más don Alfonso, Rey de mi alma, os habéis quedado
con mi corazón sediento de amor que espera
cual un tornado

vuestros besos y vuestras caricias… ¡Mi bienamado!
Las intrigas que se urden detrás de los cortinados
no son sino fantasmas volviendo del impío pasado,
no son más que un trago de viejo vino agriado
en boca del infante infame que yo he despreciado.
Ahora que la vida es vuestra espada y mi cayado,
ahora que mis sueños fueron por bien soñados
y en la boca del deseo han quedado aprisionados,
ahora he dejado de ser doncella sólo para ser luna
en vuestro cielo estrellado.

38 comentarios:

Nirvana dijo...

¡Bienvenido los monólogos! Ya se estaban extrañando, este romance es encantador, Lili.

¿Seguirán? Voto porque sí.

Besos.

ALEX dijo...

Precioso romance Liliana..y maravilla de ilustración...te felicito de verdad...un beso.

i am... dijo...

Ayyyyy!!!!!! Por Dios Dña Liliana, cuanto arrebato y entrega, cuantos ardores y sueños, cuanto amor cuantas promesas, en esas estrellas presas.


Genia... que eres una Genia. Muackssssssssss querida, tu relato impresionante, como siempre.

mari dijo...

ahora he dejado de ser doncella sólo para ser luna
en vuestro cielo estrellado...Lili,cuanto extrañaba los monologos Dios!!!!Que bonitos suenan parece que tengan musica,me muero con tanto romanticismo,por favor no tardes en poner el siguiente...Yo como mi compañera VOTO SIIIIIIIIIIIIIIIIII.

Un besazo mi REINA!!!!

Norma Ruiz dijo...

Liliana:
me sorprendí.
Me gustan los monólogos.
y románticos.
pero soy honesta, hace mucho, que no leía ninguno, en ningún blogs.
volveréeeeeeee
besos

Liliana G. dijo...

Gracias por el entusiasmo Nirvana. Dejame que mantenga la intriga con la continuidad de los monólogos, que sigan siendo una sorpresa :)

Besotes.

Liliana G. dijo...

Gracias Alex, me divierto muchísimo saliendo un poco de lo habitual, es un buen ejercicio. Me alegra de que te haya gustado.

Besos.

Liliana G. dijo...

Mi Dios, doña i am, Vuestra Merced sí que sabe halagar con donaire a esta servidora, ea pues, no dejéis de seguir la historia...

Os agradezco Vuestra soltura y os envío una reverencia de placer.

Liliana G. dijo...

¡Gracias Marita! Me emociona que estos textos despierten el interés romántico, las hadas no están tan lejos, la magia tampoco...

Besos mil, reina.

Liliana G. dijo...

Es bueno mantener la capacidad de asombro, Norma, me da muchísimo gusto que sea a través de mis Letras.

¡Bienvenida al "fans club" de los monólogos! :)

Gracias. Un besote.

MAJECARMU dijo...

Magnífica la exposición de Isolda,mi señora,pero la noto un tanto nerviosa,tratando de convencer a su caballero..Ya que éste,algo ha sospechado,cercano y amenazador tras las cortinas..
Espero que Isolda sea luna sólo de un cielo, y no abra camino a D.Alfonso al universo inefable de los celos..!!

Mi felicitación y mi abrazo siempre.
M.Jesús

Linus dijo...

Qué caballero haría oídos sordos a los versos de semejante dama, Isolda ha sucumbido por amor y por amor ha de defender a don Alfonso...

Estupendo volver a Vuestros monólogos mi Señora.

Besos de un servidor.

Liliana G. dijo...

No te preocupes M. Jesús, en los primeros capítulos, Isolda cuenta que es asediada por el Infante al cual repudia y por el cual requiere la ayuda de don Alfonso... Isolda es leal a un solo hombre, por siempre :)

Gracias, querida amiga.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Gracias don Linus, Vuestras palabras alientan mi pluma que correrá presta a proseguir su trabajo...

Os saludo con fraternal abrazo, mi Señor.

**Andrea** dijo...

Es un gusto volver a encontrar los monólogos Liliana ¡qué románticos! Particularmente este romance me encantó.
Espero la continuación. Besos.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

delicioso, Lili... un besote

Charly T. dijo...

Siempre es una grata sorpresa encontrarse con la continuación de los monólogos. El romance, una verdadera delicia, tu versatibilidad para escribir, asombra.

Besos, Lili.

Liliana G. dijo...

Gracias Mª Ángeles...

Otro besote de corazón :)

Liliana G. dijo...

Creo que no es bueno encasillarse en un tema, en un estilo o en una forma determinada de escritura, Charly, trato por lo menos de no hacerlo...

Muchas gracias.

Cariños.

Liliana G. dijo...

Continuará Andrea, prometido, por lo menos por ahora :)

Gracias por tu entusiasmo que es también el mío.

Besos.

Juan Sin Nombre dijo...

Muy bueno, Liliana, tus monólogos son una bocanada de aire fresco en el mundo de las Letras. Felicitaciones.
Cariños.

Emma dijo...

¡Como disfruto leyendo en voz alta los monólogos de Isolda! Me encanta y hasta me imagino a Isolda y a Don Alfonso.
Cálidos abrazos Liliana.

MariCarmen dijo...

Me encantan tus monólogos, Isolda ha entregado su confianza y su dignidad pueda ser y no sea traicionada...veremos!

Te felicito amiga por esa facilidad de escribir.

Muchos abrazos,
MariCarmen

Liliana G. dijo...

Muchas gracias Juan S. N., me da mucho gusto que los aprecies, es un gran incentivo...

Cariños.

Liliana G. dijo...

¿Los leés en vos alta, Emma? ¡Qué amorosa!
Imaginando a los personajes estás soñando y si te hago soñar, me siento afortunada...

¡Muchas gracias!

Besos.

Liliana G. dijo...

Esperemos la fidelidad de don Alfonso para con la dama, MariCarmen, que palacio siempre fue un lugar de intrigas...

Gracias mil por seguir la historia...

Besotes, amiga.

Emma dijo...

jajaja sí Liliana, cuando estoy sola. Me encanta la melodía que tienen tus letras en los monólogos de Isolda y... soy muy teatrera ^^
Besitos de buenas noches ;)

Liliana G. dijo...

¡¡Sos genial, Emma!!
Yo te digo a vos, pero lo cierto es que leo mis propios poemas en voz alta y en mi trabajo (porque estoy sola, claro) Jajajaja

Buenas noches, amiga, así me da gusto terminar el día :)

Marcos dijo...

Muy bueno, el monólogo en romance. Estoy prendido desde el vamos y espero la continuación.

Sigo leyendo la hostería pero no puedo dejar comentarios porque está cerrada la opción "nombre". En cualquier momento prometo abrir una cuenta blogger. Le hostería se lo merece, las historias son una genialidad.

Besos.

Liliana G. dijo...

Ya lo sé Marcos, y te lo agradezco infinitamente...

Es buena idea que abras una cuenta blogger, de este modo podrías dejar comentarios en la hostería también. Esperaré verte allí.

Besos-

apm dijo...

Ay por dios, Lili, que amor tan lorquiano este de Isolda y su don Alfonso... pura pasión arrebatadora, espero que continue así, y no se llegue a la tragedia, más actos por favor

Un besote, gordísimo y sonoro !eh!

Liliana G. dijo...

No desesperéis mi señora apm, Isolda y don Alfonso aún deben transitar mucho camino antes de llegar a la meta final...
¿Tragedia dijísteis? No hay hados que sepan qué ha de ocurrir... esperad y os será mostrado.

Besos y más besos, mi Señora.

MAJECARMU dijo...

Liliana,buen comienzo de semana,amiga..!!
Ya te cuento en el otro blog,que he comprobado, que la telepatía existe..

Mis recuerdos y mi abrazo siempre.
M.Jesús

Gamar dijo...

Muy bueno. Quiero seguir leyendo.
Saludos desde muy lejos

caminante dijo...

Esperaré el desenlace.
Gracias , muchas gracias por tus palabras.
Un beso

Liliana G. dijo...

¡¡Holal M. Jesús!! Y yo te contesto en el otro blog que también lo creo :)

Que tengas una excelente semana, amiga, de todo corazón.

Mil gracias.

Besos.

Liliana G. dijo...

¡Bienvenido Gamar! Encantada de que quieras seguir leyendo por estos lares. Esta historia continuará, pero por supuesto habrá otras...

Gracias por pasar.

Besos que te lleguen tan lejos como estés :)
(Aunque no creo que lo estés tanto...)

Liliana G. dijo...

¡Hola Caminante! Ya vendrá el desenlace, prometido.

Mis palabras son sentimientos que me surgen espontáneamente, no lo dudes, y lo hago de todo corazón, amigo.

Gracias a vos por estar presente.

Un beso grande.