lunes, 28 de septiembre de 2009

CAPÍTULO VII: PLEGARIA DE DON ALFONSO A LOS CIELOS...

¡Oh, qué dulce saben vuestros húmedos labios! ¡La levedad de vuestro cuerpo se hace música en mi boca! Sois, mi señora, la magia que en mi corazón anida estallando en gozos y alboradas.
Vuestra piel es terciopelo acariciando mis manos y mis manos son mariposas aleteando entre la calidez de un campo poblado con las flores de mi pasión arrebatada que ya se hace hoguera sólo con tocaros...

¡Oh, bienaventurados sean los cielos que me han colmado con la dádiva de teneros entre mis brazos! Perpetuad este momento de gloria que atesoraré hasta el día de mi eterno descanso. Haced que el jadear de mi señora junto a este pecho palpitante se inmortalice para siempre en el reino sublime de nuestro amor y de él emerjan los frutos almibarados que nos alimenten en el desierto de las intrigas que se urden a nuestras espaldas.

¡Cielos, atended mi súplica!

¡Cielos, no abandonéis a este servidor! Os prometo que haré honor a este momento y defenderé a Isolda con la fuerza de cien leones, que no habrá Infante don Juan Miguel ni esbirros que le sigan y que se interpongan entre ambos, que no pagaren con su sangre la afrenta de traicionarnos. Desde hoy esta torre donde yace Isolda junto a mí, entre finos mantos de lino, será el altar que veneraré en silencio…

¡Cielos, os lo juro! ¡Mi espada pongo por testigo y mi alma por honor!

34 comentarios:

Mundo Animal. dijo...

´´´´´´´´´´´´´,;****,´´´´
´´´´´´´´´´´´,*¨¨,“¨¨*,´´´
´´´´´´´´´´´,**¨¨¨@“;“;;-…
´´´´´´´´´-,¨**¨¨¨¨“)““-““““
´´´´´´´´//,***¨¨¨¨*
´´´´´´´(,(**/*“¨““¨¨*
´´´´´´((,*/*;);*)¨¨¨¨*
´´´´´((,**)*/**/¨¨¨”¨*
´´´´,(,****.:)*¨¨¨¨¨¨*
´´´((,*****)¨¨¨¨¨¨¨*
´´,(,***/*)¨*¨¨¨¨,¨*
´´,***/*)¨*¨¨,¨*
´)*/*)*)*¨¨*
/**)**¨¨“\\)\\)
*/*¨¨¨¨,...)!))!).....,(
“,¨¨¨¨_)--“--“------/_. ..........
VAYA MI ESPADA POR TESTIGO Y MI ALMA POR HONOR, GENIAL AMIGA LILIANAAA UN GUSTO LEERTEEE
TE DEJO MIS SALUDOSS
QUE TENGAS UNA LINDA SEMANAAA
CHRISTIANNNN

≈♦ Mi Sentir ♦≈ dijo...

QUE LINDA PLEGARIA NOS REGALAS ESTA NOCHE AMIGA, UN GUSTO LEERTE ERES UNICA ESCRIBIENDO TE DEJO UN BESITO DE BUENAS NOCHES

Nirvana dijo...

Sigo soñando con Isolda y Alfonso, Lili... ¡Qué geniaaal! ¡Me encanta! Estaba esperando la nueva entrega del monólogo.

Besos mil.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

plegaria que sale de muy dentro...

MAJECARMU dijo...

Alta emoción.. que lleva a la autora a dar su "do de pecho" en un climax candente,suspendido y elocuente..!

OOOOOOOOOOOOOOOLEEEEEEE...!

Eso diríamos en el ruedo a un buen torero..

Un abrazo siempre,amiga.
M.Jesús

Charly T. dijo...

Bueno... pasión que finalmente se desborda en estas escenas medievales, con su atmósfera cargada de amor y traiciones...
Me da gusto seguirlas, amiga.

Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias Chris, siempre es un gusto que me visites, tus imágenes siempre alegran este espacio.

Besotes amigo.

Liliana G. dijo...

Hola Estrellita, te he leído por la mañana pero tus saludos me han llegado y me sirven para todo el día :)

Gracias por compartir este momento conmigo.

Un gran cariño.

Liliana G. dijo...

Jajajaja Soñar no cuesta nada Nirvana y si te puedo dar una mano en tus sueños, a través de lo que escribo, lo haré...

Gracias amiga.

Besotes.

Liliana G. dijo...

No serán Romeo y Julieta, pero cada historia tiene lo suyo :)

Muchas gracias M. Ángeles.

Besazos, amiga.

Liliana G. dijo...

Y aún falta M. Jesús, y aún falta... dejemos a los enamorados dar rienda suelta a su pasión torturada por las intrigas...

Me ha encantado el¡OLEEEEE!

Gracias, amiga mía.

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

En algún momento se tenía que desbordar Charly, jajaja Paciencia que ya sabremos cómo sigue esta historia.

Gracias por seguirla y seguirme.

Besos y abrazos.

Lisandro dijo...

Lili, me estoy levantando de una noche pesada, y encuentro tu texto y la plegaria hermosa... me sirve para levantar el animo... gracias por compartirlo... un abrazo Tkm.

Rosario dijo...

La levedad de nuestros cuerpos...
Muy bonito Liliana, me gusta mucho.
Un abrazo fuerte Rosario

Liliana G. dijo...

Hola mi dulce, ya me contarás qué te pasa, mientras tanto si el texto te sirvió para levantar el ánimo, me doy por satisfecha.

Gracias a vos Lichi.

Besazos. Tkm

Liliana G. dijo...

Y los monólogos continuarán, Rosario, la historia no termina aquí...

Muchas gracias amiga.

Un cariño inmenso.

mary dijo...

¡Cielos, atended mi súplica!
Y tu Liliana la mia,ellos no pueden pasar el uno sin el otro y yo no puedo pasar sin monologos...Asi que continua en cuantito puedas,esto me supera.

¡¡¡DIOS MIO CUANTO AMOR!!!!

BESITOS.

i am... dijo...

Mi querida Dña.Liliana, tremenda la súplica que que vuestra pluma pone en boca de D.Alfonso, y más tremendos aún los jadeos de nuestra dama Isolda entre los brazos de tan aguerrido caballero.
Que los cielos no desoigan ni una sola de sus palabras, pues las eleva el amor.

Como siempre mi señora me dejais cpn la miel en los labios.Que el cielo os proteja y bendiga como lo hago yo.

Besos

apm dijo...

Ay Lili, por dios que amor tan desmedido y pasional el de este don Alfonso, que yo, perfectamente como que lo veo espada en ristre, allí en la torre, mirando al cielo y, cual Escarlata O´Hara, ... a Dios pongo por testigo que nunca dejaré de amarte dulce Isolda, mi espada por testigo y mi alma por honor.
Pues con tantisimo amor rebosante, con cielos, espadas y honores de por medio, casi que me temo que aqui va a haber lio con el infante don Juan Miguel

Enfin, espectante quedo en los sucesivos acontecimientos.

Un besote bien gordo y sonoro, reina

Fiamma dijo...

Insisto... estoy perdidamente enamorada de nuestro magnífico héroe...

Hermoso y tan romántico...

Besitos y mis sinceras felicitaciones de todo corazón Lili!

Liliana G. dijo...

Jajajaja Lo tomaré en cuenta Mary, a no desesperar que llegarán nuevos capítulos, lo prometo.

Mi gracias reina.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Cuán sentidas son vuestras palabras doña I Am, que los jadeos de Isolda en brazos de su amor os alienten a seguir tamaña historia hasta el desenlace final... ¿Habrás pues desenlace final?

¡Pardiez! Que ni esta servidora podrá deciros cómo continuará...

Acepto vuestra protección y la de los cielos, mi señora, y os retribuyo tanto cariño de igual manera.

Besos.

PD: Seguid con la miel en los labios...

Liliana G. dijo...

Querida apm, me siento halagada entre tanta pasión medieval... volemos pues hacia esa época y de ser posible, acerquémonos a don Alfonso para ver si Isolda hace honor a sus palabras :)

Esperemos que el infante no se salga con la suya, pero esas son cuestiones de otros capítulos...

¡Gracias!

Besazos.

Liliana G. dijo...

¡Mil gracias Fiamma!
Finalmente hasta yo misma terminaré enamorada del don Alfonso con tantas admiradoras cerca, jajajaja

Mientras tanto sigamos suspirando...

Besos y cariños.

Linus dijo...

Coincido con las damas, no os diré que estoy enamorado como vosotras de don Alfonso, pero dejadme suspirar por doña Isolda por lo menos... jajaja

Besos.

Liliana G. dijo...

Podéis suspirar don Linus, aunque la dama está arrobada por su señor, no creo que don Alfonso se entere... Jajaja

Os envío un cariño.

Helen Maran dijo...

hola amiga, mi visita es para decirte que mi blog Meditaciones en el Mar Rojo cumplió su 1er aniversarío y te einvito a que recojas premios y regalos que quiero compartir contigo,abrazos de luz desde israel te desea , helen.

**Andrea** dijo...

¡Qué bonitooooo! Es un gusto pasar a leerte.

Cariños

Juan Sin Nombre dijo...

Wooow ¡cuánta pasión! Me gusta el estilo medieval, tiene magia.

Besos

Liliana G. dijo...

¡Felicitaciones Helen por el primer año de tu blog! Pasaré no lo dudes.

¡Muchas gracias!

Un gran cariño.

Liliana G. dijo...

Gracias Andrea, para mí es un gusto que hayas pasado y que te hayas llevado una buena impresión del trabajo.

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

No perdamos nunca la magia Juan S. N.

¡Gracias!

Cariños.

Marcos dijo...

Atrapante y romántico, no pensé que seguiría la saga de los monólogos, me da gusto que así sea.

Cariños, amiga.

Liliana G. dijo...

Gracias Marcos, sigue todavía, hasta que los fans me digan basta... jajaja

Cariños