lunes, 19 de septiembre de 2011

EL SIGILO DEL VERBO




Le daba gusto escuchar en secreto, leer hacia adentro y palpar el infinito. En la biblioteca, los sentidos hablan por sus silencios.







Para el Concurso SMS Relatos Cortos Gran Canaria 2011
(Seleccionado)

42 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Cuando aprendemos a leer,descubrimos en el silencio la inmensidad del espíritu.Después, el verbo nos lleva a través de los sentidos a la gran aventura del silencio.
Mi querida amiga,mi felicitación por este micro,que resume la importancia de la lectura para encontrar el interior del ser humano.Dentro llevamos toda una biblioteca,que hemos de descubrir.
Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre.
M.Jesús

Charly T. dijo...

Un microrrelato rozando casi el nanorrelato; dos oraciones muy cortas donde abundan los significados. Eso es talento, Lilita. La grandeza en la aparente nimiedad, da cuenta de la nobleza escritora que te guía.

Un beso maravillado.

MariCarmen dijo...

Lo grande de la lectura, expresado en cortas y precisas palabras. Explicito y delicado mundo de las letras.

Un afectuoso abrazo, querida Liliana.

José Miguel Ridao dijo...

¡Precioso! Profundo como un poema, intenso como un buen relato. Y enhorabuena por la selección, lo mereces de sobra.

Muchos besos.

Cinarizina dijo...

Liliam...te felicito por este super-micro-relato...has logrado transmitir un mundo de ideas en una cápsula...me encantó, recibe un fuerte abrazo.

Linus dijo...

Te diré un secreto, Liliana: generalmente reniego del género "microrrelato", pues no son muchos los casos que en pocas palabras se pueda decir algo. Pero tú dices más que algo, tú dices todo lo que quieres. Fabuloso!
Y para ser justo debo decirte que los microrrelatos de Salvador Robles (que los he leído gracias a ti) son igualmente excelentes.
Es un placer pasar por tus blogs, siempre nos regalas muy buen material.

Besos

Liliana G. dijo...

Y esa biblioteca interior, María Jesús, va aumentando cada día con cada libro que leemos y disfrutamos. A más conocimiento y placer por la lectura, más se consolida ese encuentro con nosotros mismos.

Muchas gracias, querida amiga.

Un abrazo muy grande.

Liliana G. dijo...

Escribir poco tratando de decir mucho, es una manera de honrar al silencio, Carlos. Ese silencio que va transido por las mil voces de la vida.

Muchísimas gracias por tan hermosas palabras.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Quizás, MariCarmen, la brevedad del texto nos estimula a seguir nuestro propio razonamiento, nuestro propio desenlace.

Gracias, de todo corazón.

Besotes.

Liliana G. dijo...

¡Hola, José Miguel! Qué alegría encontrarte en mis dominios...
Pasito a paso voy aaprendiendo a pensar en mínimo para extraer lo máximo. Aunque parezca mentira es todo un desafío.

Gracias, mil, Ridao.

Besos XL.

Liliana G. dijo...

Me encantó eso de "un mundo de ideas en una cápsula", Cina, no se me había ocurrido pero grafica excelentemente el concepto del microrrelato.

Muchas gracias, querida amiga.

Besos y abrazos.

Liliana G. dijo...

Te entiendo perfectamente, Linus, yo también considero que un relato, un cuento, debe tener sustancia, es decir, no caer en el despropósito de vaciarse en su contenido. No es fácil concretar una idea que se entienda y que además resulte estética a la literatura en un marco tan pequeño.
No sólo coincido con vos respecto de esto, querido Linus, sino que también soy una gran admiradora de Salvador Robles, a quien considero mi "maestro" en estas lides del microrrelato. Con él he avanzado muchísimo y a él le debo los reconocimiento de los que fui objeto. Celebro que lo hayas mencionado.

¡Muchas gracias!

Un abrazo grande.

Magda dijo...

Breve relato que nos demuestra el mundo de la lectura, que nos envuelve en unas historias que a veces nos hace sentir con tanta intensidad, y nos cuesta dejarlo para otro día.
Muy bueno, no me extraña que aya sido seleccionado.
¡ Felicidades!
Saludos.

PATSY dijo...

Te voy a decir algo parecido a lo que comenté en su oportunidad durante el concurso de Canarias:

"Hay silencios que valen por mil palabras, y en una biblioteca por millones de ellas... ¡Precioso!"

Espero que sigas publicando estas pequeñas joyas literarias.

Besos mil.

Rosa dijo...

... y los silencios hablan por su sentidos.
¡Cuantas cosas aprendemos en esas lecturas interiores!.
Besitos.

Mary dijo...

22 palabras capaces de expresar tanto,eso solo lo saben hacer muy pocos,solo los que saben el valor y sentido de cada verbo...GENIAL AMIGA¡!

Un besazo;O)

Marymar dijo...

Vengo maravillada desde Bitácora y me encuentro con esta nueva maravilla: un pequeño puñado de palabras que pesan tanto como una tonelada de ellas.
Felicidades, amiga, el don de escribir te pertenece.

Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Rosa, bucear dentro nuestro nos ayuda a comprendernos y a comprender al mundo que nos rodea, para eso, los silencios son fundamentales.

Muchas gracias, querida amiga.

Besos.

Liliana G. dijo...

El saber se adquiere con paciencia, con trabajo y dedicación, Mary, y es algo que jamás tiene fin, eso es lo verdaderamente bueno, lo mágico de aprender. Los que escribimos aprendemos de ustedes, los queridos lectores que nos alientan con su palabra y con su presencia.

¡Gracias, reina!

Besotes.

Liliana G. dijo...

La palabra no necesita de demasiados adornos para ser comprendida, sólo necesita ser la justa.

Muchísimas gracias, Marymar.

Un beso grande.

Chogui dijo...

Hola Liliana G. Es un gusto visitar tu blog, me ha gustado mucho.
"El Sigilo del Verbo". Con que delicadeza y precisión logras transmitir un mensaje tan profundo en tan pocas palabras. Es sencillamente una belleza de relato.

Si me lo permites, te sigo en tu blog.

Abrazos.

OceanoAzul.Sonhos dijo...

Livros, silencio e misterio. O ambiente perfeito.

Muito bom.
abraço
oa.s

Marcos dijo...

Escucho en secreto, leo hacia adentro y palpo el infinito, pero no estoy en una biblioteca sino aquí, leyendo tu maravilloso texto, breve pero inmenso.

Todo mi cariño.

OZNA-OZNA dijo...

bellos y profundos versos nos regalas dulce y sensible poeta, no hace falta ir a la biblioteca para que nuestra alma sienta la caricia de la lectura tu ya nos la acaricias cuando visitamos tu bella morada.Muchos besinos de esta amiga admiradora que te desea con cariño feliz fin de semana.

Antonio Misas dijo...

Qué más se puede decir, no falta nada. Aunque yo nunca he ido a leer a una biblioteca, el silencio me distrae.

Besos Liliana

ZEDIECK dijo...

Me da gusto se cómplice de tus secretos mientras te leo. Simplemente maravilloso.

Besos

Liliana G. dijo...

Hola Chogui, es un gusto que te quedes en Cuentos, compartir las letras es una forma de continuar el camino de los renglones.

Muchísimas gracias. ¡Bienvenido!

Besos.

Liliana G. dijo...

Seguramente que sí, Sonhos, un ambiente perfecto, de esos que acarician con las emociones.

Muchas gracias, querida amiga.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Esa es la magia de la literatura, Marcos, ella está donde nosotros queremos que esté.

¡Gracias!

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Debo confesar que voy muy poco a la biblioteca (sí a las librerías), y además, que soy bulliciosa, pero hay silencios de "adentro" que admiten los ruidos de "afuera" ¿a qué sí?

Gracias, querido Antonio.

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Ozna, cada visita tuya es un mimo para el corazón.

¡Feliz fin de semana!

Un beso muy grande.

Liliana G. dijo...

Seamos cómplices entonces, el serlo por una buena causa nos hace hermanos en las letras.

Mil gracias, ZEDIECK.

Besos.

//elojodelhuracan// dijo...

Los silencios siempre son sabios, llevan las palabras del corazón a los oídos del alma. ¡Excelente!

Todo mi cariño, LiLi.

Humberto Dib dijo...

Breve, sí, pero potente...
Un beso.
HD

Mary dijo...

Hoy voy a ser tu sombra jajajajajjaj, FELIZ CUMPLEAÑOS Querida amiga.

Se feliz

CHUIC;o)

Juan Sin Nombre dijo...

Estupenda síntesis, dice mucho más que una catarata de palabras. Acercás la punta del ovillo para que el lector pueda descubrir su verdadera extensión.

¡Feliz Cumple, querida amiga!
Mil besos.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Jorge, escuchar esos silencios es inteligente, siempre tienen algo para decirnos.

Muchas gracias. Besotes.

Liliana G. dijo...

Hola, Humberto: me hiciste acordar a algo que escuché toda mi vida "lo bueno viene en frasco chico y...", por lo cual me puedo asumir como un microrrelato :)

¡Gracias!

Otro beso.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, reina, no te equivocaste: fuiste mi sombra, jajajaja

Un besazo enorme.

Liliana G. dijo...

Esa es la idea, Juan, dejar el final abierto a la reflexión, a que el lector tire de esa punta y pueda encontrar el corazón de la madeja.

Muchas gracias por tus deseos, querido amigo.

Besos y cariños.

Kiki Nikon dijo...

Además de ser una bellísima reflexión, es un texto lleno de poesía. Da gusto pasearse tus escritos Lili.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Kiki, la poesía la pone el lector :)

Besotes.