martes, 27 de diciembre de 2011

ESCALA DE GRISES

Pensé que era el tiempo. El otoño suele tener estas cosas. Pero enseguida me convencí de que era yo, agazapada en una esquina de la vida, en esa zona de tintes indefinidos donde todo pasa por el margen, envuelto en una bruma de sentimientos encontrados. Quise salir pero no pude, y para colmo, no había nadie que me ayudara. Intenté gritar esperando que me escucharan, pero el silencio se empeñaba en jugar con los ecos. Me seguía hundiendo en esa escala de grises que no admite retornos y no podía hacer nada para evitarlo.
Por la ventana cerrada se filtraban los sonidos ahogados de la vida, pero me resultaban indiferentes, no eran míos.
Cuando sonó el teléfono yo seguía aferrada a las sábanas gastadas por el roce de las lágrimas. Cogí el tubo. Un amago de color se salteó un nivel, el mismo que me traería de regreso.

66 comentarios:

tecla dijo...

Debe ser por la época del año en que los días son cortos y las noches laaaaaaaaaarrrrrggaaaaaasss, oscuras, eternas.
Y el tiempo cada vez más escaso e invivible.
Yo te llamaré por teléfono para que tu oído se te llene de colores. Ya verás.

RECOMENZAR dijo...

Volveras a nacer a diario..porque tienes luz en tu vida
Feliz 2012

Liliana G. dijo...

Por estos lares estamos en verano, Tecla, la pobre protagonista deprimida por vaya uno a saber qué circunstancias, estoy segura que saldrá adelante.
Tu llamado potenciará mis colores, lo esperaré, hagamos un arcoiris de sonrisas.

Besazos, amorosa. ¡FELIZ 2012!

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Mucha, los colores son las luces del humor, es decir, de la vida. Si todos lo comprendiéramos el mundo sería más amigable :)

Besos y cariños.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Mary dijo...

Esa escala de grises sumada a la imagen de la escalera de caracol me da sensación de angustia,pero yo sé que antes de llegar al negro intenso se puede volver a alcanzar la gama de los azules del cielo, donde esta la estrella sol y todo vuelve a brillar y lucir su color.

PRECIOSO LILIANA,MIL GRACIAS POR EXISTIR¡¡¡¡

Charly T. dijo...

No importa qué tan duro sea el tema de tus cuentos, al final, la esperanza se alza victoriosa ante nosotros.
¡Fantástico!

Un beso.

Alejo Z. dijo...

Un "amago de color" es una puerta que todo lo cambia. Es luz de inconmesurable cambio.
Un abrazo.

Jose Fco. Delgado Abad dijo...

Como se mezcla los sentimientos con la realidad, y nos da aquello que de otra manera sería difícil de percibir. Feliz navidad

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Qué importante es la escritura, así expresamos todos nuestros sentimientos y tú lo sabes hacer muy bién.
¡¡Feliz Navidad!!
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

princesa_ dijo...

Una escala de grises en un sueño, unas escaleras que parecen no tener salida...hará dos post que escribí algo similar con una escalera de caracol.
Y, como tú, en cualquiera de los escalones pensé que habría mejores y peores personas, pero que si no encontraba la portera que tuviera que rendir cuenta de mi vida todo iría bien.
Y..así ha sido. Pasé dignamente por delante de la portería y salvé la escalera como buenamente pude.
Jamás se te olvide que en un escalón siempre hay una princesa_ que vá muy íntimamente cosida a tí.

Aprovecho para desearte lo mejor en éste año entrante y que podamos seguir acompañándote como hasta ahora. Mi mejor beso Liliana. Te quiero mucho..

Isabel Martínez Barquero dijo...

Cuando el gris se apodera de la mente, todo es laberíntico, sin salida. Entonces, basta un pequeño estímulo, como otro color diferente, para asirnos a él con fuerza. Y una simple sonrisa puede ser un bálsamo.
Un grandísimo abrazo y mis mejores deseos para ti en 2012.

PATSY dijo...

A pesar de los grises tu cuento es brillante. La depresión no reconoce colores, hasta que un "clic" la vuelve a la realidad, y esas imágenes están descritas en forma magnífica.

Siempre es una sorpresa pasar por aquí ¡qué maravilla!

Besos

PACO HIDALGO dijo...

No se si este tiempo de finales y principios nos hace más nostálgicos o más sensibles. Y sí, hay veces en que uno entra en esa escala de grises que también describes, ese callejón a ninguna parte, esas espirales sin salidas. Pero la luz, siempre la luz, te orientará. Espero que tengas un año nuevo mucho mejor que este, donde los colores y los sonidos, los aromas y los roces te llenen plenamente. Millones de abrazos.

ZEDIECK dijo...

Tus cuentos, en su variada policromía conceptual, abrigan la luz de la esperanza, el impulso de la vida, la fantasía o la realidad, pero avistando siempre el horizonte. Te imagino dueña de una personalidad exquisita y luchadora. ¡Excelente!

Besos

Liliana G. dijo...

Es verdad, ese "amago de color" es mucho más que nada, quizá llegue a ser todo lo que ella necesita...

Gracias, Alejo.

Otro gran abrazo.

Liliana G. dijo...

Hola, José Francisco, esa "mezcla" de sentimientos, como bien has dicho, es parte de la vida: lo que podemos tener y lo que no, nuestros sueños y nuestro presente.

Muchas gracias.

Un beso y ¡Felicidades!

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Rosario, la escritura es un medio maravilloso, a través de ella podemos expresar nuestros propios sentimientos y animarnos a expresar los de nuestros personajes :)

¡Gracias! ¡Felicidades!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Pilar, ahora recuerdo el post que habías publicado con una escalera parecida a esta. Es que resulta un buen símbolo para graficar los estados de ánimo. Sé de tu fuerza, de tu ánimo, de tu empuje, y eso me maravilla :)

¡Adelante, querida amiga! Feliz Año Nuevo, que tus capacidades se potencien para hacer frente a cualquier infortunio. Me tendrás a tu lado... Que la Paz, el Amor y la Salud, te bendigan.

Mil gracias, amorosa. Yo también te quiero mucho.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Isabel, a veces los demás piensan que necesitamos mucho y resulta que con poco podemos remontar esos escalones que nos elevan. Apenas un toque de color, eso es lo que nos hace falta para comenzar el ascenso.

¡Muchas gracias!

¡FELIZ AÑO NUEVO! Lo mejor de la vida para vos :)

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Por fortuna, no soy yo la protagonista de esta historia, Paco, si no que fue escrita para un concurso. Pero es cierto que todos pasamos por luces y sombras, es la vida, y la vida nos permite salir a la luz siempre que sepamos verla delante nuestro.
También es cierto que este año no fue nada bueno para mí, pero confío que el 2012, sí lo sea :)

¡Mil gracias, Paco!

¡Feliz Año Nuevo!

Besos.

Liliana G. dijo...

No fue difícil ponerme en el lugar del personaje, Patsy, durante diez años escuché gente con depresión y me hice una idea de sus sentimientos y sus dolores... vaya este micro como un homenaje hacia todos ellos.

Gracias, querida amiga.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias por tus cálidas palabras y por tu inmejorable concepto hacia mí, ZEDIECK, es un gusto poder expresarme y ser comprendida a través de las letras.

Un beso grande.

David C. dijo...

Se siente una sensación circular. Que pases unas felices fiestas. Éxitos en el Concurso.

Yo también participo en la Sección Cine. Mi blog es:

http://cineparausarelcerebro.blogspot.com/

Juan Sin Nombre dijo...

Me conmovió especialmente el anteúltimo párrafo "se filtraban los sonidos ahogados de la vida, pero... no eran míos". Un excelente manejo del sentido y el sentimiento. A mi juicio, un cuento más que bueno.

Que tengas un excelente inicio de año, Liliana, te lo merecés. Besos.

Campanilla dijo...

Me alegro de que tú no seas la protagonista... Qué alivio que sea ficción. Una vez más una ficción-lección de buen hacer. Feliz Año,bonita.

Alís dijo...

Hay días en que el gris se impone y hay que engancharse al primer rayito de luz que asoma para poder salir.
Bien descrita esa angustia. Casi me contagia

Besos

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, David, pero creo que no tendré suerte en este concurso, pues no tengo ni un voto ;)

Sí pasé a dejarte uno a vos, creo que el tuyo es muy buen espacio para disfrutar de tus síntesis sobre cine.

¡Feliz Año!

Besos.

Liliana G. dijo...

A veces cuesta encontrar las palabras adecuadas, otras, fluyen por sí mismas, casi siempre espero ese momento :)

Muchísimas gracias, Juan, me impulsan palabras como las tuyas y las de todos aquellos que dejan su huella en este sitio.

¡Felicidades!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Muy raramente escribo sobre cosas que me pasan, Campanilla, mi vida está por fuera de los cuentos. Trato de ponerme en la piel del personaje, los creo, les doy sentimientos, les ofrezco una circunstancia, a veces parecida a las que me tocan vivir, pero otras, diametralmente opuestas.

Muchas gracias, amorosa, por tu preocupación :)

Besotes y ¡FELIZ 2012!

Liliana G. dijo...

Menos mal que ese "casi" no se transformó en certeza, Alís, me hubiera quedado con un gran cargo de conciencia. Por suerte, ese rayito de luz, esa esperanza del personaje, también te tocó de cerca ;)

¡Gracias!

Un beso.

Chogui dijo...

He disfrutado mucho con tu narrativa.
Gracias por regalarnos esa belleza de frases que roban nuestra atención y nos sumergen en la trama sin sentirlo.

Estimada Liliana G.: Espero que hayas pasado una navidad feliz llena de amor, paz y tranquilidad en compañía de tus seres queridos; deseando igualmente que el próximo año sea abundante en bendiciones y prosperidad.
Gracias por permitirme seguir tus pasos a través de tu lindo y hermoso blog.

Ana dijo...

El gris de la tristeza resalta en un microrrelato compuesto por palabras de colores. Al fondo de esa escalera de caracol vislumbro un libro, o sea, la esperanza.

Prudencio Hernández Jr dijo...

Todo se debate entre grises y colores con un solo timbrazo..que nos saca del sueño..de la felicidad..o del baño..según..nos hace ver todo de colores y nos apura la vida..
Saludos desde el sur...
Feliz Veintedoce!!!

Poetiza dijo...

Hola Liliana, solo son momentos por los que atravezamos de vez en cuando. Feliz Año Nuevo amiga. Besos, cudiate.

Antonio Misas dijo...

Liliana,

Que la chica no entre con impotencia y tristeza en el próximo año. Deséale de mi parte un año mejor, un año FELIZ donde se resuelvan todos sus pleitos, todas sus tristezas donde pueda ver y tener siempre a mano, la otra escala, una escala de colores.

Muchos besos amiga ¡Feliz año!

Leticia Urbiola Hermoso dijo...

En el último día del año, llegué a tu blog.
Feliz 2012!!!
Leticia

RECOMENZAR dijo...

Me encantan tus escritos
Leyendo tu perfil decis que sos correctora¿de algun periodico?
Hay sol en miami hoy el 2012 nacio soleado. Dormi poco comí poco y me pinté una sonrisa en los labios
Un abrazo a estrenar

Lapislazuli dijo...

Tus palabras y la imagen en una companía absoluta de angustia, pero la llamada telefonica es la esperanza. Me gusto. Un abrazo

Marcos dijo...

Una escala de grises que siempre termina, gracias a tus letras, en una explosión de color. Tu concepto de la esperanza desarraiga cualquier oscuridad...
Felicidades, querida Liliana, para este 2012 que acaba de comenzar. Que tus sueños sean tus realidades.

Un gran beso.

Liliana G. dijo...

Gracias a vos, Chogui, por leerme con tanto cariño y por tus cálidas palabras.

Espero y deseo que el nuevo año cumpla tus mejores y más caros anhelos.

Besos.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Ana, la esperanza siempre está presente, como un libro o una palabra, pero allí está, esperando cubrirse con los colores de la vida. Y nadie mejor que vos comprende que la esperanza, en mis manos, es un arco iris pródigo de sueños.

Gracias, querida Ana y ¡Feliz Año!

Un beso.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Prudencio, hay timbrazos que lejos de sacarnos de los grises nos sacan de las casillas :)

Muchas gracias por tu buen humor.

¡Feliz Año Nuevo!

Besos.

Liliana G. dijo...

Hola, Sandra, las luces y las sombras de la vida están para disfrutar unas y ahuyentar a las otras :)

Muchas gracias, querida amiga.

¡Feliz 2012!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Antonio, la chica es dura de pelar, si tuvo algún altibajo como cualquiera en esta vida, sabe que lo mejor es ponerle el pecho y dar batalla ;)

Mil gracias por todo este año que se fue y que has estado a mi lado, cuento a cuento, con tu calidez de oro.

¡FELIZ AÑO, ANTONIO!

Besazos.

Liliana G. dijo...

¡Bienvenida, Leticia! Todo momento es propicio para el encuentro :)

¡Gracias y feliz 2012!

Un beso.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Mucha!
No soy correctora en ningún periódico (ojalá tuviera esa oportunidad :)
En otros tiempos fui correctora de la Editorial Kapelusz ¿te acordás? Seguro que sí, debés haber estudiado, como yo, con el "Manual del Alumno", jajajaja

Ahora soy correctora independiente.

¡Feliz 2012!

Un beso tan flamante como el año.

Liliana G. dijo...

La esperanza siempre rescatará a mis personajes, Lapislázuli, te lo aseguro :)

Gracias, amiga. Feliz Año Nuevo.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Aunque sea recurrente, querido Marcos, no dejaré que la esperanza se escape de la realidad o de la fantasía de los cuentos.

Muchas gracias por estar siempre presente y acompañarme con tu calidez.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Un gran beso.

Kiki Nikon dijo...

Inquietante relato, me mantuvo alerta hasta el final, aunque yo sabía que tendría que terminar con un toque maestro. Y no me equivoqué.
Muy bueno!

¡Feliz 2012!

Besos y éxitos.

Liliana G. dijo...

Si un cuento no te mantiene alerta, no te emociona o no tiene mensaje (o humor), dejaría de llamarse cuento. Tus palabras me indican que este, pasó la prueba :)

¡Gracias, Kiki!

¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

Besotes.

Linus dijo...

A veces basta con una gota de color para que esos grises cambien el tono. Lo has pintado con las entrañas. Excelente cuento.

Cariños, Liliana.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, querido Linus, es cierto que todo lo que escribo sale de mis entrañas, es la única forma que conozco que merece ser considerada :)

Un beso grande.

Rodolfo Cuevas dijo...

Mis saludos afectuosos, Lili querida:
La vida suele ser eso: una "zona de tintes indefinidos donde todo pasa por el margen, envuelto en una bruma de sentimientos encontrados". Lo bueno es cuando, por ese milagroso nivel, podemos salir de aquellos terribles días grises que, de vez en cuando, nos acogotan y, en tan terribles momentos, iniciamos una nueva etapa de lucha con aires de supremos vencedores.
Es éste un relato sumamente enriquecedor, lo leí no sé decirte cuantas veces, hermana... gracias por compartirlo con nosotros.
Abrazos tiernos, Lili querida. Gracias del alma por tu gran solidaridad para conmigo y mi causa. Que tengas un feliz próspero y muy saludable 2012.

Común dijo...

Hola!!
Hoy es sábado y estoy de franco, así que me dedique a visitar los blog que están en el concurso de 20 minutos...y ya estuve muchas veces por aquí.

Estamos segundos en viaje, digo estamos, porque el blog es de todas las Personas Comunes de Argentina.
Un abrazo de oso.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Rodolfo, la vida son luces y sombras, pero lo importante es encontrar ese color que nos devuelva la alegría de disfrutarla, y afortunadamente, siempre hay oportunidad para ello.

Que hayas releído el relato varias veces, queridísimo amigo, es el honor más grande que me podés haber hecho.

¡GRACIAS!

Que tengas un 2012 excelente, donde la paz, la armonía y la justicia, te acompañen y gratifiquen. De todo corazón.

Un beso enorme.

Liliana G. dijo...

¡Hola Común! Me da muchísimo gusto que vayan segundos en la Blogoteca, el blog se lo merece con creces. Es un orgullo para todos los argentinos.

Gracias por pasar por Cuentos. Ya he dejado mi humilde contribución en el blog y en la Blogoteca :)

Besazos.

La abuela frescotona dijo...

bueno amiga mia, como ves "no todo está perdido" alguien vino a consolar tu dolor, nunca pierdas la esperanza...
te abrazo Liliana G.

Liliana G. dijo...

Por fortuna, en lugar de grises, yo tengo una explosión de fuegos artificiales, querida Amalia, y la esperanza siempre es mi norte :)

Este cuento fue escrito y basado en una fotografía ganadora de un concurso (no es esta).

¡Gracias, amorosa!

Un besazo gigantísimo.

Ramon Bonachi dijo...

Gracias por tan expresiva y conmovedora narrativa, es un regalo de Reyes para mis ojos, un fuerte abrazo

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Solo al abrir tus ojos descubrirás la totalidad de los colores de los que has sido hecha...

Paz&Amor

Isaac

Rosa dijo...

Saldrá, lo sé, algo de luz ve.
Su vida no se llenó del color negro, solo grises.
Es un comienzo.
Besos.

Antonio Misas dijo...

No me deja entrar en tu último escrito. No sé si has decidido dejarlo en borradores, pero es que aparece "El Buzón".

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Ramón, sos un cariño. Que sea un regalo de Reyes entonces :)

Besos.

Liliana G. dijo...

Querido, Isaac, ni siquiera necesito abrir los ojos para ver el arco iris que representa la vida, lo que soy y lo que seré. Por fortuna fui bendecida con el don de la esperanza y de la ilusión, no porque mi vida haya sido fácil sino porque esto me permitió remontarla cada vez que los grises intentaban apoderarse de mi entorno. Este es un cuento que nada tiene que ver conmigo, fue escrito para un concurso y basado en una fotografía.

Muchísimas gracias por tus deseos y por tu aliento.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Rosa, dice el refranero popular: "no hay peor ciego que el que no quiere ver", y a fe mía que no tiene desperdicio, quien quiere salir adelante siempre encontrará una pincelada de color cerca de sí :)

Gracias, amorosa.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Antonio, no te dejaba entrar porque sí estaba en borrador. Ahora ya está publicada :)
No tengo ni idea de por qué se veía el título en pantalla. En realidad no sabía si publicar este cuento o algún otro, pero ya no me queda remedio, jajaja

Besotes.