domingo, 13 de junio de 2010

RÉQUIEM PARA UNA SOLEDAD

La cena se enfriaba sobre la mesa y las velas se consumían sin piedad. Ella, con la mirada perdida a través de la ventana, donde la noche cegaba las ilusiones, trató de desembarazarse del fantasma de la soledad. Pero este se había hecho presente, aprovechando otra ausencia de Carlos.

Una lágrima, sólo una, rodó por su mejilla con la ilusa pretensión de alcanzar el mar. Por fin, se convenció de que él no llegaría. Esta vez, la decisión no se hizo esperar.

Abrió parsimoniosamente el frasco de sedantes, lo vació en la palma de su mano, e hizo el ademán de llevárselos a la boca. En ese preciso momento, sonó el timbre del apartamento. No era Carlos, pero tampoco era la soledad.

58 comentarios:

Eurice dijo...

Sabia decisión que tomo al final.
Ni Carlos ni esta Soledad parecen ser buenos compañeros de viaje.Hay una Soledad que te atrapa y te dá paz, la que bailando al son de la música se aparea con las musas y te incita a crear microrelatos, poemas, reflexiónes, esa Soledad si es una buena colega de viaje.
Besos

caminante dijo...

Es difícil desembarazarse de los fantasmas propios.
A veces, se consigue
Un bso

MAJECARMU dijo...

Precioso mini-cuento,Liliana..!!
La vida nos prueba,nos templa,nos lleva al límite..y cuando vamos a caer al abismo,nos dá un toque-timbre de atención y nos tiende sus brazos para seguir adelante..Nada es casual,porque somos vida y la vida nos ama..!!
Mi felicitación y mi abrazo inmenso de letras admiradas y cálidas.
Feliz semana que empieza,Liliana.
M.Jesús

Nirvana dijo...

Guau, Lili, súper movilizador este relato. De la desilusión a la esperanza tan poco como un timbrazo, así es la vida de imprevisible, no vale la pena terminar con ella cuando siempre nos depara una sorpresa.

Muy bueno, como siempre. Para pensar...

Besooooooos.

gaviota dijo...

en mi blog sueños de maria hay un premio para ti con cariño gaviota

Liliana G. dijo...

Es cierto Eurice, vivir siempre es la decisión acertada, nunca entendí eso de perder la vida por nadie y menos por alguien que ha cometido un abandono o una traición...

¡Muchas gracias!

Besos.

Liliana G. dijo...

Claro que se consigue, Caminante, sólo hay que mirar alrededor y saber ver a todos los que no son fantasmas y nos están rodeando para ofrecernos su cariño...

Gracias, amigo.

Un beso.

Liliana G. dijo...

La vida, Ma. Jesús, como bien has dicho nos pone a prueba constantemente y nos da la posibilidad de revertir muchas de las cosas que nos pasan. Está en nosotros saber verlas y aprovechar las oportunidades que se nos presentan...

Muchas gracias, querida amiga. Siempre es un placer leerte.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Vos lo dijiste, Patri, de la desilusión a la esperanza hay apenas un solo paso, solamente si queremos y tenemos la voluntad de seguir adelante.

Gracias, nena :)

Besazos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Gaviota, me lo traeré ya mismo con todo cariño :)

Besos y abrazos.

Dyhego dijo...

Esas llamadas a deshora son muy oportunas.
Salu2.

Mary dijo...

Justo a tiempo,un toque de atención para soltarse de la mano que nunca le tendierón,un toque de atención para no volver a llenar esa mano de desesperación,un toque de atención para decirnos que siempre hay alguien,que siempre hay esperanza y que la soledad solo es buena cuando se le llama,nunca cuando viene sin avisar.

GENIAL LILI,ME ENCANTO¡!

UN BESAZO REINA DE LAS LETRAS :o)

pd.Lili,este estaria genial para lo que tu sabes jajajaja.

Charly T. dijo...

Excelente, no puedo decirte otra cosa. El argumento tiene todos los ingredientes en un espacio mínimo: tristeza, angustia, poesía, desesperación y un inesperado toque de esperanza. No se puede esperar nada más que el misterio que queda abierto en el remate.

Un beso grande, Lili.

Liliana G. dijo...

Siempre lo son Dyhego, hay que ver lo que son las casualidades :)

Gracias, amigo.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Es cierto Mary, aunque no sea un timbrazo o un golpe, el llamado de atención siempre llega, por eso siempre hay que estar atentos y no hacer cosas de las cuales nos tengamos que arrepentir de por vida...

¡Gracias, amorosa!

Besos gigantes ;)

PD: Esta reina de las letras está despistada porque no cae en la cuenta, jajajaja

Liliana G. dijo...

No importa el tema que toque, Charly, la esperanza estará siempre presente, a la vista o embozada, pero siempre presente...
En cuanto al final, démosle al lector la posibilidad de imaginar, eso le insufla misterio :)

Gracias, querido amigo.

Un cariño inmenso.

Mary dijo...

rrrriiiiiiiinnnnnnnn...¿no caes en la cuenta?,¿para el encuentro de "LA POSADA"quizas????...jajajajja.

BESITOS.

apm dijo...

Oh Lili, la soledad es en verdad atroz, puede serlo... bien por ese sonido del timbre, lo que aquí decimos "salvada por la campana", in extremis... no debemos aferrarnos tanto a nadie, está bien querer a alguien, quererlo con locura, contra viento y marea, pero no menos que a tí misma, no menos, nunca menos... jamás de los jamases que el frasco de pastillas sustituya a ese hombre que no viene: uno/a siempre vale mucho mas que las pastillas, que Carlos y que la soledad: que se abra la ventana y entre el sol -primero despacito y a rayitos pequeños, lo sé, pero luego, poco a poco, inundandolo todo-

Un besote enormísimo, corazón.

CABALLERO MEDIEVAL dijo...

SEÑORA, ES UN HONOR SU SEGUIMIENTO. ENCANTADO MANIFIESTO MI ORGULLO POR SU PRESENCIA EN MI MORADA. AKI SERÁ BIEN RECIBIDA SIEMPRE QUE DESEE VOLVER.
SU BLOG ME MARAVILLA Y VOLVERÉ SIEMPRE QUE EL TIEMPO ME LO PERMITA. QUEDE CON DIOS Y MIS NOBLES BESOS DE DESPEDIDA. A SUS PIES...

Liliana G. dijo...

Mary, si me lo decís así no me queda más remedio que escuchar el timbrazo, jajajajaja
Después me vas a ayudar a elegir un relato y un poema para "La Posada"... ¿Vale?

Gracias, reina.

Besos.

Liliana G. dijo...

Bien lo has dicho, apm, "puede ser atroz", pero yo creo que lo es sólo cuando la gente lo quiere, de otro modo no tiene que ser tan mala :)
Hay veces que la soledad es un remanso y se disfruta, también se busca. Eso sí, quien la padece como un martirio necesita de una mano amiga que lo aliente y lo sostenga...

Muchas gracias, amorosa.

Besotes gordísimos y sonorísimos ;)

Liliana G. dijo...

Bienvenido seáis también a este reducto Caballero, los puentes serán levados a vuestro paso cada vez que así lo queráis.
Os envío mis saludos y un ruboroso beso :)

Juan Antonio dijo...

Siempre la esperanza debe desbancar a la soledad y a la desesperacion porque como dice el titulo de mi blog,cada dia tienes una nueva oportunidad para ser feliz.Precioso Liliana me ha encantado .Muchos besos

//elojodelhuracan// dijo...

La soledad es mala consejera cuando no se la sabe aprovechar o cuando se reniega de ella. Algo está bien claro, no hay desamor que lleve a la muerte, sino esperanza que lleva a la vida...

Me encantó tu relato, es una llamada a la cordura.

Besos amiga.

Liliana G. dijo...

Coincido con vos, Juan Antonio, la esperanza debe movilizar y ser la mejor amiga de la soledad. Las oportunidades siempre están, hay que saber verlas.

Gracias de todo corazón.

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

Pienso lo mismo, //elojodelhuracan//. Me gustó esa frase "no hay desamor que lleve a la muerte", dejemos esta circunstancia para los dramones de la tele :)

Gracias, amig@.

Cariños.

Juan Sin Nombre dijo...

Excelente Lili. Una vez más, la síntesis no pudo desdibujar el mensaje, ni las imágenes, ni las metáforas del cuento.
Creo que no sólo con proponérselo, cualquiera puede escribir un micro, debe haber algo más, y es la capacidad de expresión a pesar de lo ínfimo de la extensión.

Besos.

Marucha dijo...

Que bonito escribes,y nos envuelves en la magia de las palabras,y nos haces sufrir al imaginar que se tomaba esa pastillas.

recibe un abrazo desde la ierra de las piramides.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Juan, por tus palabras. Realmente me gratifica saber que puedo llegar al lector de una forma amena y comprensible. El mensaje no debe faltar nunca, un cuento sin mensaje es como un poema sin metáfora :)

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

¡Hola Marucha! Eso es lo mejor que me podés haber dicho, que mis palabras tienen magia... ¿Acaso escribir no se trata de eso, de poner magia hasta donde no la hay?

Muchas gracias, querida amiga.

Un beso inmenso que llegue a tu país, y roce a las pirámides antes de abrazarte :)

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, querida amiga Lili:
La soledad es muy ambigua, pues resulta ser muy mala compañera, cuando no se le quiere tener cerca; pero es igual de buena amiga, cuando se le aprecia en su justa medida. En el caso del personaje en cuestión, ella no estaba sola, estaba con el masoquismo producido por la soledad del amor.... No insto a nadie a ser infiel y considero que lo más bello del mundo es la lealtad, pero siempre me pregunto: ¿Por qué razón un ser humano debe aferrarse tanto a alguien que no le ama? Como siempre, hermana, tu relato es excepcional.
Recibe mis mejores abrazos.

Linus dijo...

El peor fantasma no es la soledad sino el temor de no poder remontarla. Tu cuento lo dice entre líneas con esa maravillosa forma de expresarte que tienes.
¡Enhorabuena! Una nueva perla que atesorar.

Besos.

Liliana G. dijo...

Hola Rodolfo, yo me pregunto exactamente lo mismo, me gustaría saber qué hace que una persona quiera quedarse al lado de quien no la ama y sufrir por eso. El amor debe ser recíproco, y si no lo es, tampoco merece morir por conseguirlo.

Muchísimas gracias, querido hermano.

Un beso inmenso.

Liliana G. dijo...

El temor es el peor consejero, en su nombre hacemos de la vida un tormento.

Gracias, Linus.

Muchos cariños.

¨¨Andrea** dijo...

Magnífico relato donde el encuentro nace del desencuentro. Todo magia, como siempre en tus letras.

Muchos cariños Lili.

Mar dijo...

Bendito timbre que evitó un desenlace trágico. Ese que nunca se debería ni pensar.
Cuánta tensión y desesperación has plasmado. ¡Qué bien escrito está, Liliana!

Mil besos.

Kiki Nikon dijo...

Un cuento intenso, cargado de mensajes y de esperanza, en otras palabras, un cuento bien a tu estilo. Maravilloso.

-Besos-

Marcos dijo...

Buenísimo, Lili. Siempre hay esperanzas, siempre hay alguien más...
Es un placer deleitarme con tus cuentos.

Besos y abrazos.

Liliana G. dijo...

Gracias, Andrea, la tuya es una buena interpretación para el cuento :)

Besotes.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Mar, mantener el misterio hasta último momento es un argumento bastante viejo, pero siempre efectivo :)

Besotes inmensos.

Liliana G. dijo...

Si el cuento no tiene mensaje, es porque le falta el alma, Kiki...

¡Muchas gracias!

Un cariño enorme.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Marcos, siempre hay alguien más... siempre.

Gracias, querido amigo.

Besotes.

MA dijo...

En su destino estaba escrito que no de quitaría la vida ,y una mancha de mora con otra se quita, como dicen en mi tierra andaluza jajaja.

Un placer leer tu post.

Besos de MA querida amiga.

Gracias por tu comentario dejado en mi blog,
tu blog amigo.

MAJECARMU dijo...

Gracias por tus palabras Liliana..!
Yo también te llevo en el corazón,aunque me voy me quedo,pues conmigo siempre te llevo..Volveré cuando acabe ciertos temas culturales..Te dejo mi ánimo y mi cariño por tu valentía,tu vocación y tu claridad,que siempre me gustaron amiga.
Mi felicitacíón y mi abrazo inmenso de letras entrañables y cercanas.
M.Jesús

Liliana G. dijo...

Tu tierra andaluza es fascinante, MA :)

Muchísimas gracias, querida amiga. Feliz día y mejor comienzo de semana.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Hermosas palabras, Ma. Jesús, como siempre, desde el alma...

Gracias de todo corazón. ¡Hasta la vuelta!
Aquí estaré esperando tu regreso.

¡ÉXITOS!

Besos y cariños, amiga querida.

gaviota dijo...

la soledad ausencia de lo vivido de lo que extraña el corazon renacido besitos gaviota

Edu Castillo Nieva dijo...

La soledad, siempre es pésima consejera.
Muy buen relato. Acabo de descubrir tus blogs, y realmente son un lujo.

Un abrazo.

Antonio Misas dijo...

Dicen que si distraes a un suicida ya no se suicida, se agarra a lo que le distrae. Un cuento estupendo Liliana, de los que me gustan.

Besos

Liliana G. dijo...

Pero la que tenemos que superar para seguir nuestro camino...

Gracias, Gaviota.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Es verdad, nunca nos podrá decir las cosas de frente.

Muchas gracias y bienvenido, Edu Castillo Nieva, es un gusto que estés aquí.

Cariños.

Liliana G. dijo...

Por lo menos no se suicidará mientras esté distraido, después... nadie sabe. Salvo que "alguien", le dé sentido a su vida.

Gracias, Antonio.

Besotes.

Ricardo Miñana dijo...

Excelente relato Liliana,
de tu pluma nacen magníficos textos literarios.
que tengas un bonito fin de semana.
un beso.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, Ricardo, tus palabras hacen que me siga empeñando :)

Besos y buen fin de semana, amigo.

Patricia 333 dijo...

Me alegro que no sea la soledad , seguro es alguien que hara que no se sienta sola

Te dejo mi cariño querida Lili

Liliana G. dijo...

Así es Patricia, siempre hay alguien dispuesto a tender su mano y su corazón...

Muchas gracias, querida amiga.

Un beso grande.

Alís dijo...

Tan asequible que puede ser la salvación... pero sólo si es oportuna. Eso la hace frágil.
Me gustó mucho
Se me había despistado tu página. Me alegro de haberla reencontrado

Un abrazo

Liliana G. dijo...

Es verdad Alís, ese "a tiempo" puede interpretarse de muchas maneras y es parte de la labor del lector darle la connotación justa ;)

Muchísimas gracias, querida amiga, ya nos hemos encontrado mutuamente.

Besazos.