lunes, 28 de junio de 2010

SORPRESA


No dije que lo sabía. Lo inverosímil es que nunca lo hubiera adivinado, y si la realidad no me hubiera incluido en este juego, aún seguiría sin saberlo.

¡Vaya enredo! Yo diciéndote que sabía que la vecina del cuarto piso le ponía los cuernos a su marido, y hoy me vengo a enterar de que eras tú quien me los ponías con ella.

La vida te da sorpresas. Ahora es tiempo de que seas el sorprendido. Sólo escucha…

58 comentarios:

Mary dijo...

Creo que eso es lo que tenia que haber hecho antes,ahora las sorpresas saldran una tras otra cuando se de cuenta de lo que ha dejado escapar.

Que pena¡!la culpa siempre de la vecina del 5º,(eso se dice por aqui)

Un beso bien grande :O)

Nirvana dijo...

¡Terrible! Se merece que le den la sorpresa de su vida :)

Me encantó, breve, pero lo dice todo.

Besos Lili.

Dyhego dijo...

Jajajaja: donde las dan... las toman.

//elojodelhuracan// dijo...

Eso es que te salga el tiro por la culata, jejeje
Muy bueno tu cuento y tu fina ironía.

Cariños. Que tengas una buena semana.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

sí, donde las dan, las toman... genial

Liliana G. dijo...

Clarooooo, la culpa siempre es de la vecina, no vayamos a creer que es del pobre hombre. Sería bueno saber con qué se descuelga su mujer, jajajaja

Muchas gracias, Marita.

Besazos reina.

Liliana G. dijo...

Seguramente se la darán, Patricia, "ojo por ojo, diente por diente"... :)

Gracias nena.

Besos y abrazos.

Liliana G. dijo...

Que no te quepa la menor duda, faltaría saber qué le contará su mujer :)

Gracias, Dyhego.

Abrazos.

Liliana G. dijo...

"El que a hierro mata, a hierro muere", puff cuántos dichos se pueden aplicar aquí, jajajaja

Gracias, //elojodelhuracan//.

Cariños.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Ma. Ángeles, la vida es un ida y vuelta :)

Gracias, amorosa.

Besotes.

Mar dijo...

¿¿¿Cómo???

(Que sea tu venganza terrible...)

Mil besos y abrazos, Lili.

Liliana G. dijo...

¿Mi venganza? Nooooo, si fuera mía sí que sería terrible, lo pasaría a degüello, jajajajaja

Gracias querida Mar.

Otros mil besos y abrazos :)

Charly T. dijo...

Concuerdo con Mary, la que tiene la culpa es la vecina del 5° piso, jajaja
Me gustaría saber qué es lo que tiene que escuchar el pobre hombre... ¿no continuará?

Muy bueno, Lili.

Besos.

Antoñi dijo...

jajajaja, en mi tierra hay un dicho que dice; "el cornudo es el último en enterarse"... No creo en la venganza, puede ser un arma de doble filo. mas bien en este caso, hay que hablar con el compañero/a y saber que motivos le han llevado a buscar fuera el amor o el sexo, e intentar saber si algo falló dentro de la relación y si es que es un pica flor, mejor dejarlo marchar a un jardín donde no estés tu....

Genial
Besos

Duna dijo...

jajajaj

Muy bueno amiga!!
Muchos besos Liliana.

Nirvana dijo...

Pienso como Charly, estaría bueno que siguieras la historia, yo por lo menos me quedé pensando qué era lo que tenía que escuchar el esposo, jajajaja

¡Dale! Porfa, danos el gusto.
Besos

Linus dijo...

Eso os dice que no se debe menospreciar nunca la sagacidad de una mujer.
Tu extraordinaria capacidad de síntesis en el análisis ha dado en la diana una vez más.
Muy bueno, niña, muy bueno.

Besos (desde el 5° piso)

Juan Antonio dijo...

Al fin y al cabo ,los cuernos solo son cuestion de calcio...besitos Liliana

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, amiga y hermana:
Veo que, en cuestión de relatos, estás como el vino o los abogados, que, mientras más añejos, son mejores. "Diente por diente y ojo por ojo", la famosa Ley del Talión, sin dudas, la mejor que ha existido (siempre y cuando no se condene a un inocente).
Besos y abrazos muy tiernos, mi querida Lili.

Liliana G. dijo...

No vale hacer causa común con otros comentaristas, Charly. Además ¿qué eso de que la culpa es de la del 5°, jajjaja


"Hombres necios que acusáis
a la mujer, sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis;

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?"

Sor Juana Inés de la Cruz, lo tenía bien claro :)

¿Continuar? No creo, el lector tiene que poner un poquito de imaginación de su parte.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Supongo que será así, Antoñi, nunca me ha pasado como para poder dar fe, pero creo que una infidelidad así, requiere la venganza de la distancia, por lo menos :)

Gracias, amiga.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Duna, jugar un poco con las letras, siempre es una delicia :)

Cariños, amorosa.

Liliana G. dijo...

Patri, te contesto lo que le contesté a Charly: el final abierto es para que también trabaje la imaginación de los lectores. Ahora les toca a ustedes :)

Besotes.

Otro poco de Sor Juana:

"Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco,
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo."

Liliana G. dijo...

Así me gusta, Linus, que se sepa dar el valor que cada uno se merece, sea hombre o mujer...
Ah, en el cuento era "la del 4° piso", fue Mary quien la subió al 5°, jajaja

Gracias, Linus.

Un abrazo de oso.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Juan Antonio, por lo menos algunos... La tuya es una ocurrencia con clase, me encantó :)

Gracias, amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Hola, querido Rodolfo, tenés razón, y creo que las bondades de ser añejo, se aprecian degustando el vino a sorbos pequeños, con los abogados, otorgándoles nuestra confianza, y con los cuentos, siguiendo con su lectura :)

Agradecida como siempre con tu visita y tu calidez.

Besotes.

Marcos dijo...

Esta vez, además de la sorpresa me dejás con la intriga.
Tu cuento me hizo reír (estaba trabajando) y distenderme de tanto estrés. Muy bueno, como siempre y además, terapéutico. Jajajaja

Besotes, Lili.

Melody Paz dijo...

Maestra que intriga ese final, ya tengo una lista de posibles desenlaces jjjj. Y la culpa es del destino y sus (en este caso) tan desagradables sorpresas. También de los vecinos, algunos se inmiscuyen tanto en la vida de los demás, que terminan entre las sábanas jaja.
Muy bueno. Pasa por mi blog, tengo un premio, bien merecido para ti, por tu originalidad.
Besiitoooss sorpresa.

Patricia 333 dijo...

Querida Lili aca decimos

La vida te da sorpresas , sorpresas te da la vida :)

la vida es un ida y vuelta como bien dicen

Un abrazo enorme enormeee eres linda Lili

Liliana G. dijo...

Bueno, Marcos, eso de que me digan que mis cuentos son terapéuticos, hasta el momento es nuevo. Me alegra un montón que te haya servido de relax :)

Muchas gracias, querido amigo.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Me encantaron tus posibles finales, Melody, así me gusta, que hagas la tarea, jajajja
La de los vecinos está buena, tal vez el pobre hombre no tenga arte ni parte y sean los vecinos quienes hayan echado a andar las habladurías. Nunca lo sabremos... :)

Muchas gracias, dulce, ya me he traído tu premio con todo cariño.

Besos mil.

Liliana G. dijo...

Patri, en Argentina también decimos esa frase, la sabiduría popular bien sabrá por qué la habrá adoptado :)

Muchísimas gracias, amorosa, siempre es un gustazo encontrarte.

Un besazo.

Olga i Carles dijo...

Mala costumbre el acusar...
Somos tan intransigentes con nosotros mismos, que la vida te da su propio castigo a trasvés de lo inesperado.

Kiki Nikon dijo...

Esas sí que son sorpresas, y por partida doble!
Sorpresa e incógnita final. Te seguís superando.

Besos. Buen finde.

El alegre "opinador" dijo...

Buen enredo... Vaya tela la sorpresita.
Relato conciso y brillante.
Besos y que le den su merecido.

gaviota dijo...

la mentira y el escondite no llevan a ningun sitio besitos gaviota

Liliana G. dijo...

Es verdad, Olga, la vida se encarga de castigar "sin palo y sin piedra"..., aunque a veces de puro humanos que somos, nos gustaría adelantar la vendetta :)

Gracias, amiga. Besos.

Liliana G. dijo...

Gracias, Kiki, de a poco vamos encontrándole la vuelta a los micros :)

Un beso y buen fin de semana.

Liliana G. dijo...

Eso, que se lo den... ya se sabe de lo que son capaces las "dueñas y señoras", jajajaja

Muchas gracias, Opinador.

Un besote grande.

Liliana G. dijo...

Claro que no Gaviota, como decimos por aquí "la mentira tiene patas cortas" :)

Gracias amiga.

Besos y muy buen fin de semana.

SOMMER dijo...

Al mal tiempo buena cara. Qué le vamos a hacer¡¡¡¡

Juan Sin Nombre dijo...

Se lo pusiste difícil, Lili, jajaja
Tu pluma no deja de ser maga, hacés de la nada una historia.

Besos que crucen los campos y recalen en el tuyo.

Liliana G. dijo...

Hola, Sommer, además de ese dicho, en mi país decimos "el calavera no chilla", es decir, el que no se priva de nada, tampoco tiene derecho a quejarse :)

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

Juan, querido, difícil lo hacen algun@s, jajajaja

Muchas gracias, amigazo, los campos se llenaron de tus besos y están por llegar a Bs. As. :)

moderato_Dos_josef dijo...

Estoy de acuerdo Liliana, la vida te da sorpresas, y menudas sorpresas, a veces...
besos.

Liliana G. dijo...

Ni qué lo digas José, algunas se salen de madre ;)

Gracias por estar. Besos.

(Buenísimo "Escuela de arte y... Claudia", sigo a la expectativa)

gaviota dijo...

la mentira no lleva a nada besitos gaviota

**Andrea** dijo...

Ufff, se merece que por lo menos lo maten con las palabras, jajajaja

Buenísimo Lili, que tengas buena semana. Besos.

Liliana G. dijo...

No sólo no nos lleva a nada, sino que nos hace prisioneros de nosotros mismos.

Muchas gracias, Gaviota.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Esa es la peor de las venganzas que puede sufrir un hombre, Andrea :)

Muchas gracias, amiga.

Besos.

gaviota dijo...

vaya necio el que se cree que no daran con su mentira besitos gaviota

Rosario dijo...

Horrorosa sorpresa¡¡¡
Un abrazo desde mi librillo.

Liliana G. dijo...

De necios el mundo está lleno, Gaviota :)

Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

Ni que lo digas, Rosario, hay sorpresas que es preferible no tenerlas.

Gracias, amiga.

Un beso grande.

Alís dijo...

Dicen que una siempre es la última en enterarse... al menos tuvo la sangre fría de no explotar y preparar su venganza. Espero que haya sido la merecida

Besos

Liliana G. dijo...

Parecería ser que la venganza está por venir de todos modos, y que no era necesario prepararla, jajajaja

Gracias, Alís.

Besos.

Antonio Misas dijo...

Es genial! lleva un impacto frío de la desmesura de la vida, joder, por qué joder es tan importante.

Besos

Liliana G. dijo...

Que sin joder la vida no sería vida, Antonio, será eso :)

Besos mil.