viernes, 16 de julio de 2010

ESCENA

La carne rebozada fría no vale nada. De modo que Luis se dispuso a calentarla como mejor sabía. Allí en la playa le resultaba un poco embarazoso, con tanta gente en derredor.

Algunas señoras maduras lo miraban con desagrado, dando claras señales de reproche. Un grupo de adolescentes que tomaba plácidamente el sol, reían en forma desinhibida mientras secreteaban entusiasmados entre ellos. Un poco más allá, una joven madre, tomó a su niño de la mano alejándolo de la escena pecaminosa.

Pero esto no amedrentó a Luis. Introduciendo las manos por debajo de la arena que la cubría, repasó, con placer, los contornos de la mujer hasta que esta se encendió como una tea. Ahora estaba en su punto justo.

50 comentarios:

Mery Larrinua dijo...

Espero que no a punto de ebullicion!
un abrazo

Mary dijo...

ay ya ya ay¡! con las calores que tenemos por aqui por Barcelona Liliiiiiiii,me encanta la carne rebozadita y en su punto y bien sazonada....estoy segurita que muchos mirones se mueren de ganas por un pedazito jijiji.

caluroso y a la misma vez refrescante. GENIAL COMO SIEMPRE Lili.

Un besazo GUAPAAAAAAAAAAAAAA¡!

Charly T. dijo...

Habrá que tomar en cuenta el método de Luis entonces :)
Muy bueno, Lili, siempre el factor sorpresa presente aunque el cuento sea tan breve. No espero menos de vos, cuando te leo.

Un beso.

Duna dijo...

Buen método , si señora...jajaja
Muchos besos Liliana.

Kiki Nikon dijo...

Cuando tenga que hacer milanesas (porque de eso se trata ¿no?) me voy a acordar de tu cuento, jajaja

Muy bueno. Besos.

i am... dijo...

Jajajajajajajaaaaa..... muy buen sistema de (re)calentamiento. Si es que realmente, la carne fría, no vale nada.

Besos Guapaa

La abuela frescotona dijo...

ESA SI QUE ES OBRA DE BUEN ASADOR, A FUEGO LENTO SE HACEN LOS MEJORES ASADOS.
UN ABRAZO LILIANA G.

Liliana G. dijo...

No sé Mery, hay veces en que las circunstancias "hierven" :)

Gracias, amiga.

Besos.

Liliana G. dijo...

Jajajaja Mary, me imagino que sí, ustedes por allí, están en plena época de "rebozadas".
No te tientes, por lo menos en la playa ;)

Gracias, reina.

Besazos.

Liliana G. dijo...

Bueno, Charly, cada uno tiene su método, y a algunos les vale copiar :)

Gracias, amigo.

Un abrazo de oso.

Liliana G. dijo...

¿Verdad que sí? Es buen método para cuando uno está fuera de casa, jajajja

Gracias, Duna :)

Besos grandes.

Liliana G. dijo...

Sí, Kiki, hablamos de lo mismo, son milanesas, jajaja
También yo me acordaré del cuento cuando las prepare, y te aseguro que las cocino bastante seguido :)

¡Gracias!

Un beso.

Liliana G. dijo...

Claro que no, i am, además cada uno se las ingenia como puede, jajajaja

Gracias, amorosa.

Besotes grandes.

Liliana G. dijo...

Sííííí abue, "a buen entendedor pocas palabras" y a "buen asador..." ;)

Gracias por estar siempre, sos un sol.

Besos mil.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

genial, niña... un besazo grande

Alís dijo...

Pues no sé por qué tanto recelo entre los vecinos de playa... bastante discretos fueron si la arena les cubría...

jajajaja, divertido relato

Besos

Linus dijo...

Mi niña, si a los calores que hacen por estos lugares, le agregamos tu cuento, bueno, pues que no habrá carne rebozada que quede fría, jajaja

Sigue sorprendiéndome que te lo seguiré agradeciendo, en la sorpresa está la sal de la vida.

Besos acalorados.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Ma. Ángeles :)

Besazos, amorosa.

Liliana G. dijo...

Parecería que los vecinos de playa, sí se estaban dando cuenta de que "algo pasaba", a juzgar por la reacción de la gente que rodeaba a Luis y a "su carne", jajajaja

Gracias, Alís.

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

Linus, mi próximo cuento será fresquísimo, a ver si te llega un poco de alivio en ese verano :)

Gracias, amigo.

Besos.

Patricia 333 dijo...

Afuego lento eso de lento es el punto porque las prisas nunca han sido buenas en el amor :)

Lili muchas gracias por estar presente te lo agradezco muchisimo
estos dias han sido muy dificil

Un abrazo enorme !!!

moderato_Dos_josef dijo...

Fantástica escena de sensualidad veraniega...
que disfrutes.
un abrazo.

Liliana G. dijo...

A fuego lento es cuando mejor se cuece la carne rebozada :)

Siempre estaré presente cuando me necesites, Patricia, es un placer estarlo, amiga.

Un besote gigante y mucha fuerza.

Liliana G. dijo...

Gracias, José, el verano da para todo :)

En cambio, es un poco difícil disfrutar el frío intenso que hace en el invierno de Buenos Aires, los mayores registros desde hace más de diez años. Por eso me traje el verano a casa...

Un beso.

Juan Sin Nombre dijo...

Con métodos como este, quién quiere usar la cocina, jajajaja

Buenísimo, Lili. ¡Qué imaginación!
Un cálido beso.

LEONORCITA dijo...

Fuera las hogueras y fuegos. Para calentar nada mejor que el método de Luis, se coge calor poco a poco y además se disfruta de cada segundo.

Sensualidad playera, el mejor tema para el veranito.

Besitos.........Leonorcita

Nirvana dijo...

Lástima que en invierno el "asunto arena" no funciona, esperaremos al verano, jajajaja ¡Genial!

Lili, aprovecho para dejarte mi eterno agradecimiento por poder ser tu amiga. No hay muchas personas tan transparentes como vos :)

¡Feliz día del Amigo!

Miles de besos.

Patricia

Antonio Misas dijo...

jajaja, es fantástico. Los que crecimos en la playa lo vemos, lo veo como si hubiera sido ayer. No hay que apague la pasión cuando se enciende. Bonita escena Liliana.

Besos

Blue dijo...

GENIALLLLLLLLLL..
un abrazo
Blue

Rodolfo Cuevas dijo...

¡Uuufff! Por aquí si que estamos ardiendo, gracias a Dios que esa carne está en su punto justo y no chamuscada... Muy buen cuento, puesto en su punto justo, hermana Lili. Me encantó.
Besos y abrazos, muchos.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Juan, este tipo de energía todavía es gratis. Hay que aprovecharla ;)

Gracias, dulce.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Ni más ni menos, Leonorcita, coincido con vos: me quedo con el método de Luis. Aunque te diré que por estos lados, el veranito es una utopía... Brrrrr :)

¡Gracias!

Besos.

Liliana G. dijo...

Bueno, reservemos el "asunto arena" para dentro de unos meses, Patri, aunque en algunos casos no van a alcanzar los médanos de la costa, jajajaja

Gracias, nena, de verdad. Feliz Día del Amigo también para vos.

Un beso grandote.

Liliana G. dijo...

Lamentablemente yo no crecí en la playa, quizás por eso es que le dedico tantos renglones. De todos modos estas escenas son de lo más suculentas... y muy habituales, jajajaja

Gracias Antonio.

Besos.

Liliana G. dijo...

¡Gracias Blue! Sos un cariño :)

Otro abrazo para vos.

Liliana G. dijo...

No sé si decirte "qué suerte" que están ardiendo, por aquí nos estamos congelando. El eterno inconformismo humano, siempre queremos estar "en el punto justo" ;)

Muchas gracias, querido Rodolfo, te mando un beso grande y un poco de viento sur...

**Andrea** dijo...

Jajajaja, buenísimo Lili. El humor también enaltece las letras.

Besos.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Andrea, siempre lo he dicho y lo sigo sosteniendo. Se puede escribir y divertirse al mismo tiempo.

Gracias por acompañarme siempre.

Un cariño grande.

Mistral dijo...

Me encantó ese modo de recalentar.

Saludos Liliana

Liliana G. dijo...

Hola Mistral, cada uno tiene sus propias preferencias al respecto, será cuestión de probar :)

Gracias, amigo.

Besos

Mar dijo...

Buen método, sí señora... Lo que no entiendo es la actitud y reacción de los playeros allí presentes... ¿Sería envidia?

;)

Mil besos.

gaviota dijo...

vaya que calores y si apunto de ebullicion ni qu elo digas que se lo digan a los andaluces a 40 grados besitos gaviota

Liliana G. dijo...

Seguro que sí, Mar, hay quienes se sienten molestos por las alegrías de los demás...

Gracias, amorosa.

Besos

Liliana G. dijo...

Los andaluces no calentarán la carne fría, seguramente, porque no creo que se les enfríe con semejantes temperaturas. Eso sí, pueden jugar con ella :)

Gracias, Gaviota.

Besotes.

El alegre "opinador" dijo...

Hay que ver que forma de calentar...
Besos.

Liliana G. dijo...

Para este menester, todo está permitido, "Opinador" :)

Gracias por estar.

Besos.

Marcos dijo...

Es cuestión de probar el método, a simple vista parece genial, jajajaja

Muy bueno el cuento, Liliana, ideal para distenderse de una jornada difícil.

Cariños.

Liliana G. dijo...

Menos mal que es para distenderse de una jornada difícil solamente :)

Gracias Marcos (me hizo gracia)

Besotes.

EL MAR...SIEMPRE EL MAR dijo...

Tienes una manera de narrar...fantastica si señora. el final es la explosion de la que escapa una enorme sonrisa o una carcajada sin mordaza.Me encantó.

Gracias.

Mi mejor sonrisa para ti

Liliana G. dijo...

Gracias, "VIVELAMAGIA" ;)

El mejor regalo que me podés ofrecer es esa sonrisa o aquella carcajada...

Un fuerte abrazo.