jueves, 24 de noviembre de 2011

EL LADO POSITIVO

Un apuesto joven al que besó en los labios con dulzura, no tuvo más remedio que convertirse en sapo. Claro, el cuento de hadas era al revés, es decir, el sapo se convertía en un apuesto joven, pero en la realidad estas cosas no ocurren, y Eva lo sabía. De modo que tomó al sapo entre sus manos y lo depositó suavemente en su jardín. Por lo menos, pensó ella, se comerá los bichitos dañinos de las plantas. Por lo menos, pensó el otrora joven devenido en sapo, zafé de casarme con este esperpento de mujer.

64 comentarios:

Marymar dijo...

Eso es verle el lado "muy positivo" a las cosas!!!
Jajajaja me encantó, hasta lo más simple tiene gracia en tus manos.

Besos. Me alegraste el día.

Alís dijo...

Ella salió ganando. Al menos este príncipe servirá para algo
Gracias por la sonrisa que me arrancaste

Besos

MariCarmen dijo...

Asi es que hay que ver las cosas y bueno de alguna manera el sapo sera util!.

Feliz dia de accion de gracias.

Lapislazuli dijo...

Muy buen relato, ganaron los dos!! un abrazo

Charly T. dijo...

Estoy de acuerdo con las damas: aquí ganaron los dos, es evidente que constituyen la pareja perfecta. El romanticismo tiene muchas e insospechadas caras, la gracia también.

Encantador, Lili.

Besos.

Magda dijo...

Aquí se ve que ganaron los dos, es la pareja perfecta.
Saludos.

Mary dijo...

jajajja muy bueno,nunca sabemos con que ojos nos ven los demás jajjaj,pareja perfecta si señor ¡!

Muy bueno Lili.

Un requete chuic.

Liliana G. dijo...

No lo había pensado, Marymar, es verdad, hay simbiosis extrañas, pero siempre convenientes :)

Gracias, amiga.

Un beso.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Alís! Me da mucho gusto encontrarte, y además, teniendo el privilegio de haberte arrancado una sonrisa, eso también es hacer doblete :)

Muchas gracias.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Como decimos por aquí: "no hay mal que por bien no venga", siempre se logra algo hasta de lo más inesperado...

Muchas gracias, querida MariCarmen, y feliz Día de Acción de Gracias.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

¡Menos mal! Así nadie se siente desplazado, jajajaja

Gracias, Lapislazuli.

Besos y buen fin de semana.

Liliana G. dijo...

Eso decía más arriba, Charly, hombres y mujeres quedamos a mano :)

El humor, querido amigo, es la sal de la vida, tenemos que darle el lugarcito que se merece.

¡Gracias!

Besotes.

Liliana G. dijo...

¿Verdad que sí, Magda? Luego le damos tantas vueltas a la relación de pareja cuando tiene una sola y es bien simple ;)

Muchas gracias.

Besos.

Liliana G. dijo...

Justamente eso, Mary, ¿con qué ojos nos mirarán los demás? Mejor no averiguarlo, por las dudas, jajajaja

¡Gracias mil, reina!

Besos y cariños.

Cinarizina dijo...

Hola Liliana...excelente óptica, siempre las cosas suceden con un propósito y no existe nada en la vida, que tenga una sola cara. Muy consolador tu punto de vista y divertida la historia.
Recibe un fuerte abrazo.

Antonio Misas dijo...

"A cada uno su razón y dios en la de todos". Este lado positivo suele salir en el horóscopo en el diario de cada mañana, da igual que tu signo sea de tierra o agua, siempre te sale sapo.

¡Genial!

Besos

moderato_Dos_josef dijo...

jajaja un micro con todo el sentido del humor. genial.

Bsos.

PATSY dijo...

Lo bueno de todo es que ninguno de los dos se desilusionó con el cambio, jajajaja

Estupendoooooo!!!

Besos.

Liliana G. dijo...

Justamente el título realza el contenido del cuento, con humor, podemos discurrir sobre qué actitud nos conviene tomar ante una situación poco afortunada.

Muchas gracias por tus palabras, Cina.

Un beso enorme ;)

Liliana G. dijo...

Antonio, me hiciste reír con ganas ¡es cierto! Tal vez a nosotros nos salga siempre sapo porque los dos somos de Libra, jajajaja

¡Gracias! (Humor con humor se paga)

Besos.

Liliana G. dijo...

Me encanta jugar con la literatura, Josef, ya que ella me lo permite, aprovecho para arrancarle una sonrisa :)

¡Muchas gracias!

Un beso.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Patricia, y ni siquiera me propuse detenerme en ese punto, jajajaja

Gracias, nena.

Besazos.

Linus dijo...

Menuda mujer ha de haber sido, si hasta el joven festeja haberse convertido en sapo, jejeje

Gracia, encanto y literatura, sólo tú.

Besos.

MAJECARMU dijo...

Mi querida Liliana,te tengo un poquito abandonada,he estado fuera unos días y ahora me cuesta ponerme al día con todos...Pero,no te olvido,tenía pendiente venir a verte y te has adelantado...MIL GRACIAS POR ELLO,PORQUE SÉ QUE TIENES POCO TIEMPO,AMIGA.
Tu microcuento,encierra en sí la clave para ir tejiendo la sabiduría,que nos va salvando y entendiendo la "ilógica de la vida y el destino"...Cada circunstancia tiene algo bueno,que hemos de descubrir y aprender...La vida nos la pone en el camino y nada es casual.Al final mujer y sapo son felices porque han entendido la lección de la vida.
Mi felicitación por tu maestría,que en pocas palabras sabe decir un universo entero.
Mi abrazo grande y sabes que te quiero siempre,Liliana.
FELIZ SEMANA.
M.Jesús

Humberto Dib dijo...

Bueno, ambos salieron ganando...
Una unión muy pragmática, sin dudas.
Un beso.
HD

OZNA-OZNA dijo...

gracias por dibujarnos la sonrisa en los labios con tus letras querida y admirada amiga, besinos miles de esta amiga que te desea con cariño feliz inicio de semana.

ZEDIECK dijo...

Lo bueno es que los dos tuvieron su lado positivo, este tipo de relaciones son las que siempre funcionan.

¡Fantástico! Mensaje, síntesis y humor, un gran cóctel.

Besos

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

En la vida nos encontramos con momentos amargos que si queremos los podemos transformar y convertirlos en buenos y positivos, tú lo has hecho muy sabiamente y has añadido unas risas.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Mar dijo...

Mi niña... Tus finales son... Aún estoy riéndome a carcajadas.
¡Qué buen microrrelato!...

Jajajajaja...

Eres grande, mi pequeña Lili...

Un millón de besos, cielo.

esteban lob dijo...

Hola Liliana:

Y al pobre sapo, no le quedó más remedio que buscarse una sapita.

Un beso.

Liliana G. dijo...

Yo creo que cada uno tenía sus defectos y virtudes, salieron empatados :)

Muchas gracias, Linus.

Besotes.

Liliana G. dijo...

No hay tal abandono, querida María Jesús, todos estamos supeditados a los vaivenes de la vida, y la vida es mucho más que nuestros blogs. Siempre digo que lo imprescindible es escuchar al corazón y guardar allí nuestros afectos. Y esto vale para mí también :)
Con esfuerzo me estoy acostumbrando a no hacer más sacrificios de los que puedo, de modo que si paso a leer tus trabajos es porque puedo y me place...

Mil gracias por tu estupenda deducción del cuento, siempre estás un pasito delante de nuestras intenciones, eso es fantástico.

Un beso enorme, querida amiga, y de todo corazón.

Liliana G. dijo...

De algún modo tenían que seguir viviendo según las circunstancias. Sí, una unión pragmática :)

Gracias, Humberto.

Un beso.

Liliana G. dijo...

Gracias por tu cariño y atención, querida Ozna, me alegra haberte arrancado una sonrisa.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Con un poco de voluntad de los dos lados, las cosas siempre funcionan, es cuestión de "aflojar" el cordel del indiviudalismo.

Gracias, ZEDIECK.

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

Pasa, querida Rosario, que si no es con humor, es muy difícil ver el lado positivo de las cosas. Por eso me permito jugar con las palabras, para que aflore la sonrisa y a través de ella, todo lo bueno que nos ofrece :)

Muchas gracias, amiga.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

¡Qué satisfacción poder hacerte reír! Soy bastante risueña y me encanta contagiar a la gente, jajajaja

¡Mil gracias, querida Mar!

Un besote enoooorme.

Liliana G. dijo...

Esteban, esta vez me hiciste reír vos, jajajaja
Aquí en Argentina, hay un refrán que seguramente compartimos con Chile, y dice: "siempre hay un roto para un descosido". Y eso es seguro, siempre se encuentra la horma del zapato :)

Gracias, Esteban.

Besos.

Rosa dijo...

¡Desde luego, que caprichoso es el amor!.
Menos mal que aún queda gente de buen conformar.
Besitos Liliana.

Juan Sin Nombre dijo...

Y ahora me vengo a enterar de que era tan fácil asumir la pareja perfecta. Los dos felices y sin reproches...

Tu cuento es tremendamente analítico a pesar del humor con que lo has revestido.
Un aplauso de pie para vos, Lili, y un abrazo apretado.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Liliana

Es estupendo tu microrrelato. Eso es ser positivo. Me ha gustado mucho.

Saludos.

Ramon Bonachi dijo...

Quien no se consuela es por que no quiere, ninguno de los dos perdio si acaso empataron, feliz dia ,

Liliana G. dijo...

Hay de todo en la vida, solía decir mi madre y ahora sé por qué :)

Gracias, querida Rosa.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Trato de ser todo lo analítica que puedo, Juan, me gusta que mis cuentos tengan sustento. A veces eso se ve a simple vista, otras, los disfrazo con humor, con ironía y con metáforas. Me da mucho gusto que lo hayas notado.

¡Gracias!

Besos.

Liliana G. dijo...

Es la única forma en que concibo a la vida, porque es la única forma de supervivencia que nos alegra día a día. Ser positivo es una excelente consigna :)

Muchas gracias, María Eugenia, bienvenida a Cuentos.

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Eso es verdad, el empate los dejó conforme, y tal vez, con ganas de más, jajajaja

Gracias, Ramón.

Cariños.

Rodolfo Cuevas dijo...

Jajajajajajaja. al parecer resultaron empate, querida Lili. Un final risible y muy encantador. Gracias por hacerme reír un poquitito...
Te quiero, Lili, salud y mucho más. Besos y abrazos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Buenísimo, Liliana. Una forma divertida de desacralizar el cuento clásico.
Un abrazo muy grande y, con tu permiso, por aquí me quedo.

Marina-Emer dijo...

gracias por tu cariñosa visita
estos dias he tenido una emorragia
en un ojo con operación sin ver.
poco a poco iré contestando
a l@s amig@s que por correo.
e-meil o movil se han interesado
por mi, muchas gracias y un
cariñoso abrazo
besos
Marina

Kiki Nikon dijo...

Me pareció un cuento fantástico donde la realidad es una metáfora y la fantasía es la excusa para expresarte. Además, tiene mucha gracia :0)

Besos, Liliana. Que pases un gran fin de semana.

Liliana G. dijo...

Este tipo de empates es justo, Rodolfo ¿verdad? Me dio muchísimo gusto saber que este pequeño cuento, cargado de humor e ironía, te pudo arrancar una sonrisa. Ese es mi mejor premio, palabra.

Rodolfo, sos un cariño grande :)

¡Muchas gracias!

Besos y abrazos.

Liliana G. dijo...

Hola Isabel, bienvenida una vez más, ahora a Cuentos a la luz de la luna, es un honor que estés aquí.

Me gusta jugar con las palabras, divertirme con ellas y sacar lo mejor que pueda de estas circunstancias. La literatura no tiene por qué ser almidonada, por el contrario, al no serlo, se acerca a nosotros con naturalidad desde lo cotidiano :)

Muchas gracias, Isabel.

Besos.

Liliana G. dijo...

Querida Marina, lamento mucho los problemas de salud que has tenido y a su vez me alegro de que poco a poco se vayan solucionando. Ese es mi mayor deseo.

Un beso muy grande.

Liliana G. dijo...

Creo que has dado en la tecla, Kiki, toda excusa me viene bien a la hora de expresarme. Es por eso que cambio de estilos, de modos, de géneros, todo depende del momento :)

Me da gusto que este, en particular, sea de tu agrado.

¡Gracias!

Un besote.

Campanilla dijo...

Preferible sapo que con mala compañía toda una vida...Igual el sapo encontró una sapa linda y fueron felices. Besitos.

//elojodelhuracan// dijo...

A eso lo llamo convivir en armonía, la situación se resolvió por "empate técnico", jajaja
Buen humor y buena literatura dice mucho de la autora.

Besos, Liliana.

tecla dijo...

Jajajajajaj, buenísimo Liliana. Al menos tiene alguien que le ayude.
Genial.

Liliana G. dijo...

Por aquí se dice que "siempre hay un roto para un descosido", así que seguro que el sapo encontró su pareja, y la mujer encontró la suya. Una buena oportunidad para que todos terminen felices :)

Muchas gracias, Campanilla.

Besotes.

Liliana G. dijo...

El humor es parte de la literatura por el sólo hecho de que es parte de la vida. Me encanta resaltar este aspecto, además, me divierte hacerlo.

Es cierto... empate técnico :))

¡Gracias, Jorge!

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Tecla! Sí, son el complemento ideal :)
Yo tengo un sapo en mis plantas, pero juro que jamás fue un joven apuesto (qué lástima). Jajajaja

Un beso.

Rayén dijo...

Un fugitivo sapito:un cuento atipico pero divertido.

Un cariñoso abrazo para ti.

Liliana G. dijo...

Un cuento que me permitió jugar por unos instantes con la literatura, y de paso, dejar un pequeño mensaje :)

¡Gracias, Rayén!

Un beso grande.

Juan Romero dijo...

Si aquí el que no se consuela es porque no quiere....


Saludos.

Liliana G. dijo...

Jajajaja Sí, es verdad, Juan, la vida da para todo y para todos...

Cariños.