jueves, 10 de noviembre de 2011

MOMENTO

La noche es una estrella en tu cucharilla que no se opaca ni siquiera cuando se pierde en tu boca. No puedo apartar mis ojos de ti. La cena fue fantástica y ahora, a los postres, siento que se acerca el momento tan deseado. Tu mirada es una caricia que me invita a recorrerte, lo sé, por eso espero el último bocado.
¿Y ahora qué? Te pregunto, adivinando la respuesta que llega sin palabras y se transforma en besos. Muerdo tus labios húmedos, entro en tu boca y allí me convierto en el astronauta de tu universo.

60 comentarios:

Lapislazuli dijo...

Muy sensual y muy bien escrito. Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Liliana,hemos estado muy cerquita,conseguiste que flotáramos como astronautas en ese universo,tremendamente sensual.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso,poeta y maestra
FELIZ FIN DE SEMANA.
M.Jesús

MariCarmen dijo...

Se respira mucha sensualidad en el ambiente, esa ultima cucharada es un abreboca.

Afectuoso saludo.

Rodolfo Cuevas dijo...

mis saludos, Liliana:
Caramba, hermana querida, que relato más insinuante, provocador y, además, sumamente encantador. Una verdadera joya del erotismo literario. Me pregunto ¿Quién rechazaría jamás los avances del ser amado en esos envolventes preámbulo del amor...?
Besos y abrazos muuuy tiernos y afectuosos, para ti, Liliana.

Ana dijo...

Un microrrelato poético (¿un poema escrito en prosa?) sugerente y exquisitamente sensual. ¿Qué hará en el astronauta en "tu universo"? El lector tiene la palabra. Enhorabuena, Liliana.

Marymar dijo...

Un cuento para soñar. Bello y sensual, atrapa el momento en su punto y nos lo entrega en bandeja. Me encanta!!!

Besos

Mary dijo...

"Tu mirada es una caricia que me invita a recorrerte..." Ummmm recorre ese camino porque la meta es la guinda de ese maravilloso postre, pufff sugerente u bello GENIAL,GENIAL¡!

Un besazo Reina de las letras¡!

moderato_Dos_josef dijo...

Precioso manejo de las palabras para en apenas cuatro renglones introducirnos a un mundo sensual y soñador....

Besos.

Esilleviana dijo...

A. Misas me recomendó tu lectura y ahora lo entiendo... es muy original, imaginativa y fantástica como la cena y ese beso :))

me gustó mucho.

un saludo

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Lapislazuli, me encanta que te haya gustado.

Un fuerte abrazo y buen comienzo de semana.

Liliana G. dijo...

La literatura siempre nos acerca, María Jesús, de una forma u otra se las ingenia para ser parte de todos los que la leen.

Muchas gracias, querida amiga. Que tengas una hermosa semana.

Liliana G. dijo...

Verdad que sí, MariCarmen, hoy un tema, mañana otro, tratamos a través de las letras de tocar todos los sentientos y todas las emociones.

¡Gracias!

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Cuando el erotismo se convierte en poesía para los sentidos y para los sentimientos, este tipo de preámbulos no admite rechazos, Rodolfo, creo que eso contesta a tu pregunta ;)
Me encanta que este micro te haya parecido encantador, tanto como tus palabras.

Mil gracias.

Más besos y abrazos tiernos para vos, Rodolfo.

Liliana G. dijo...

Excelente tu pregunta, Ana, el relato es el disparador para que la imaginación del lector se dé un festín, a través de ella puede intuir y sentir el placer de ser el protagonista. Por eso mismo, la poesía y la sensualidad de este micro, afloran a través de tus ojos.

Muchas gracias, querida Ana, pilar y soporte de mis mejores trabajos.

Un cariño inmenso.

Liliana G. dijo...

Lo estupendo no es el cuento sino que te atrape su lectura, Marymar, a eso apuntamos cuando escribimos, y por eso mismo me siento halagada.

¡Gracias!

Besotes.

Liliana G. dijo...

La guinda del postre, se disfruta más cuando se sugiere que cuando se la nombra, es algo así como intuir la desnudez a través de las transparencias ¿verdad que sí, Mary?

Ya sé lo que me contestarás ;)

¡Muchas gracias, nena!

Otro besazo.

Liliana G. dijo...

Hay que tratar de sacarle provecho al espacio y a las palabras, Josef, no siempre se logra, pero cuando lo conseguimos, lo disfrutamos, autores y lectores.

Gracias por haberlo notado...

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Hola, Esilleviana, es un placer encontrarte en Cuentos, y más aún a través del querido Antonio.
Me da gusto que este microrrelato y este espacio sea de tu agrado.

¡Muchas gracias! Y bienvenida, esta puerta queda abierta para el encuentro :)

Cariños.

Charly T. dijo...

Sugerente, íntimo, un cuento que nos acerca con la magia del encuentro, del amor y de la pasión. Yo, que soy de la vieja escuela, me admiro de la facilidad con que podés decir tanto en tan pocas palabras.

Besos

Mary dijo...

JAJAJJAJAJ YA NO TE CONTESTO,PERO VEO QUE NOS ENTENDEMOS A LA PERFECCIÓN JAJAJJ...ERES GENIAL¡!

CHUIC X 1000

Chogui dijo...

Delicioso momento por el que todos en más de alguna ocasión hemos experimentado y hemos sido astronautas y alpinistas y buzos y cuantas cosas más para disfrutar esos dulces momentos.
Delicioso relato que nos regalas estimada Liliana G.

Besos.

Antonio Misas dijo...

Liliana, esta mañana intenté poner un comentario pero se fue al traste. Luego tuve que preparar con mi hijo el examen de matemáticas para mañana y después nos tuvimos que ir al hipódromo a ver las carreras de caballos como unos auténticos burgueses, aunque uno, ya hace años, mucho tiempo, que descendió a los infiernos a correr con los demonios, lejos de esos mundos, a los que a veces tiene, por compromisos, que acudir, ser cortés y no faltar.

Te decía, o decía que;

Esilleviana, este MOMENTO que nos ofrece Liliana es un 3 estrellas Michelin y bien podría estar en los expositores de los postres del Bulli.

Porque desde un lenguaje sensual... "postrero", el narrador, en un “monólogo interior” diálogo consigo mismo nos recrea el momento más esperado de la comida; el postre, el último bocado. Si bien toma un punto de vista con cierta ambigüedad, pues se le puede atribuir a un amante perfectamente, deja notar su propia relación, sensual, con el dulce, con la comida, su pasión. Y es desde un punto de vista opuesto, en espejo, como desde otro, que observa esa relación, que define esa relación en un momento sublime.
Otra vez la autora nos da una clase exquisita, una lección de dominio sobre la técnica en la escritura y sobre le lenguaje, siendo tan sutil, con tanta sencillez como maestría que a mi personalmente me maravilla.
Maestra, mis besos.

PATSY dijo...

Después de las reflexiones de Antonio, me queda muy poco que decir, simplemente que este micro es tremendamente sensual y hermoso.

Genia, más que genia tenías que ser.

Besos.

Rosario Robredo dijo...

Sensual y hermoso.
Es un gozo leerte.

Besos

**Andrea** dijo...

Maravillosa la atmósfera creada en tan acotado espacio. Este cuento me parece exquisito, cosa a la que ya nos acostumbraste.

Besos y felicitaciones.

Cinarizina dijo...

Hola Liliana, mis felicitaciones por este microrrelato excelente, una verdadera cápsula de creatividad. Recibe un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

Es cuestión de práctica, Charly, estoy segura de que si te lo propusieras, escribirías maravillosos microrrelatos.

¡Muchas gracias!

Un beso.

Liliana G. dijo...

Eso es porque te conozco, Mary, a buen entendedor pocas palabras, como dice el refrán :))

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Chogui, el amor y la pasión nos convierte en lo que nosotros estemos dispuestos a imaginar.

Muchas gracias.

Besos.

Liliana G. dijo...

Antonio, agradezco tu tozudez para dejar el comentario, Blogger me hizo varias veces la misma jugarreta. La verdad es que escribir el comentario y que no salga, te deja más o menos así: #*0}#,]##

Tu lectura crítica del cuento es genial, Antonio, es cierto, hay una ambigüedad buscada adrede para que el lector ponga la cuota de imaginación que el momento del "postre" le sugiere. Sólo decirte que el amante existe en el relato, está presente para hacer realidad la fantasía esperada...

¡¡Muchas gracias!!

Besos y más besos.

Liliana G. dijo...

Antonio no dejó nada en el tintero, críticas como la de él y comentarios como los tuyos y los del resto de los amigos que transitan Cuentos, hacen que el impulso creador de quien escribe se potencie y se ensanche.

Muchas gracias, Patri, vos siempre presente :)

Besos.

Liliana G. dijo...

Y para mí, es un gusto encontrarte aquí, querida Charo.

Gracias de todo corazón.

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

Cuando logramos crear la atmósfera adecuada, la mitad del cuento ya está escrito, pero somos conscientes del logro recién cuando los lectores nos lo dicen...

¡Gracias, Andy!

Besos.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Cina! Me gustó mucho tu metáfora, "una cápsula de creatividad", a veces nosotros las fabricamos, otras las tenemos que tomar :)

Muchas gracias, querida amiga.

Un cariño grande.

Marcos dijo...

La sensualidad tiende un puente entre las letras y el lector, la imaginación echa a volar y deja un gusto dulce. ¡Maravilloso!

Un beso, Lili. Sos genial.

Antonio Misas dijo...

Bueno, a veces se me olvida volver a la clase y me pierdo la culminación... y tu inmensa generosidad.

¡Grande Liliana!

Liliana G. dijo...

Esa es la idea, Marcos, que la literatura sea un puente, el autor no debe dar todo servido al lector, le tiene que dejar el protagonismo que el lector se merece.

Gracias, querido amigo.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Antonio sos un dulce de leche, con un lector como vos es fácil sentirse maestra :)

¡Gracias por la distinción! ¡Chuic!

Linus dijo...

Magnífico!! Toda la sensualidad y la ternura resumidos en unos pocos renglones. Y llenos de poesía!!
Enhorabuena, Liliana, tú sí que eres buena.

Besos

OZNA-OZNA dijo...

infinitas gracias por regalarnos tan bella y sublime sensualidad plasmada en letras dulce poeta, muchos besinos de esta amiga admiradora.

iglesiasoviedo dijo...

Un hermoso y sensual poema, me gusta, es una autentica delicia leerlo y disfrutar de el.
Un beso.

ZEDIECK dijo...

Un texto que dibuja por sí mismo la imagen, es imposible no ser parte de ese momento. Simple y maravilloso.

Mi admiración y un beso.

DESDE MI INTERIOR dijo...

¡precioso! lo he vivido contigo.
saludos
yo

Liliana G. dijo...

Es verdad, Linus, no pierdo oportunidad de poner mi cuota de poesía, aún en la prosa, la llevo unida a mi pluma.

¡Muchas gracias!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Soy yo quien debe darte infinitas gracias, querida Ozna, tu calidez y cariño traspasan la pantalla :)

Besotes.

Liliana G. dijo...

Me da mucho gusto saber que has disfrutado del cuento, JM, esa es la finalidad que ansiamos lograr cuando escribimos...

¡Gracias!

Otro beso.

Liliana G. dijo...

La atmósfera es indispensable para que el cuento "se vea", el desafío de lograla siempre está lantente en cada texto.

Muchas gracias, ZEDIECK.

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

Hola "Yo" ;)

Muchísimas gracias por tu visita y por tus palabras.

¡Bienvenid@!

Cariños.

//elojodelhuracan// dijo...

Un cuento sugerente y dulce, con la cuota justa para despertar la imaginación del lector y hacerle disfrutar el texto. Encantador.

Besos, Li. Buen domingo.

merche marín dijo...

Querida Liliana, me siento como esa estrella en la cucharilla, aunque no sea noche ni brille. Pero me siento así después de leer tu cuento precioso y lleno de sensualidad: una estrella que quiere reflejarse en su boca. Un abrazo, cielo.

Ramon Bonachi dijo...

muy sensual , me entran ganas de ser cuchara , besos

Balovega dijo...

Hola y buenas noches..

Muy bello.. entro en tu boca y allí me convierto en el astronauta de tu universo..

Los amigos son como las estrellas, no siempre las ves, pero tú sabes que siempre están ahi ..

Bella semana y dulces sueños

Liliana G. dijo...

Sugerir siempre es mejor que mostrar, deja la puerta abierta a la imaginación, y por lo visto ha dado resultado :)

Gracias, Jorge, un beso.

Liliana G. dijo...

Me maravilla que el cuento haya sido parte de ese instante mientras lo estabas leyendo, Merche, estas son las cosas que me alegran el día :)

Muchas gracias, amorosa.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Quizá podrías incluirla en el menú del "CAN BONACHI", la gente haría cola para entrar ;)

¡Gracias, Ramón!

Besos

Liliana G. dijo...

Qué cariño, Balo, es cierto, las estrellas y los amigos siempre están allí, si no delante de los ojos, apretaditos en el corazón.

¡Muchas gracias!

Besotes.

apm dijo...

!Oh Lili, que micro tan tan bonito!!!, sí, el amor... el amor que mueve el mundo y lo puede todo, por supuesto, transformarnos en astronautas del universo del amado, y es que ¿acaso la vida puede entenderse sin amor?, me pregunto.
Me ha encantao... sencillamente dulcísimo y genial

Mil besitos gordotes

Liliana G. dijo...

¡Hola, apm! ¡Que alegría encontrarte! Siempre con tu gran cariño a cuestas, siempre repartiendo palabras que alegran el alma :)

Mil gracias, amorosa.

Muchos besos y bien grandes.

Garla Kat dijo...

¡Dios, niña que postre! Deseo servirlo en mis cenas. Muy sensual.

Liliana G. dijo...

Es cuestión de que lo incluyas en el menú, Garla Kat ;)

¡Gracias!
Un abrazo.