lunes, 17 de enero de 2011

LICENCIA PARA SOÑAR


Es aquí, en esta tierra yerma, donde deposité una semilla solitaria en su abnegación sin suspiros. Hoy me quedo mirándola como si el peso líquido de mis ojos obrara el milagro de convertirla en un árbol, en el mío.

Me parece que estoy delirando, pues veo que la semilla me hace un guiño cómplice y escapa de su martirio tórrido. Acaricio los terrones donde yace como si fuera la cuna de mi niño, y convertida en el viento que la bautiza, veo su futuro hecho de enramadas y de sueños. Juego a ser Dios, y Él me da el permiso.

32 comentarios:

Marcos dijo...

En cualquier lugar donde deposites la semilla de tus letras, allí siempre germinará un excelente relato, como este, lleno de poesía y de mensaje.

Bellísimo en su acotado y estremecedor universo de palabras.

Besos Lili, que tengas buena semana.

medianoche dijo...

Verla crecer fortificándola con caricias del alma es el secreto de la vida, preciosas letras,

Besos

✙Eurice✙ dijo...

Una semilla de calidad siempre germina en cualquier lugar pr arido que sea.
Besos!

apm dijo...

Con tesón y una sonrisa todo florece (esta es una frase que nos decía mi abuela Dolores), y no solo lo decía por las plantas, -ella tenía una mano especial con las plantas y el patio de su casa era toda una eclosión de verde y color por las numerosas macetas de flores que tenía-, la frase, era mucho más y abarcaba a la vida misma, ...y tenía razón, así que es algo de pura lógica que te florezca todo Lili, porque tienes tesón y una sonrisa cautivadora... ya sabes que cuando las abuelas dicen algo, es verdad verdadera.

Millonazo de besotes.

MAJECARMU dijo...

Esa vocación y entrega constante es la garantía del fruto,amiga.
Me uno a tí en tu empeño por esa "semilla de esperanza" en tierra árida y seca...Me uno a tí,porque Dios nos dá permiso constantemente y nos regala su "lluvia divina"para que se pudra y agarre a la tierra.
Liliana,mi gratitud por tu cercania,por tu comprensión y por tu inmensidad,que nos impulsa siempre a seguir creando la vida.
Mi abrazo inmenso y que Dios te bendiga,amiga.
M.JESÚS

Juan Sin Nombre dijo...

El cuento en sí mismo es una metáfora que lleva a la reflexión de manera acariciante, donde casi no nos damos cuenta de cuánto estamos reflexionando. El pensamiento surge porque vos lo estás guiando. Excelente, no puedo decirte otra cosa.

Besos.

princesa_ dijo...

Por supuesto que con el peso líquido de tus ojos se convertirá en árbol como si la regaras..pero como si la regaras en esa tierra infértil con el mayor cariño, con el mayor amor, con todo tu ser.
Hay personas que intentan sembrar en los lugares más apropiados y lo que abonan se les pierde, hay quien con el día a día, desprendiendo amor y ternura consiguen un árbol en el mayor de los páramos.
Esta última persona eres tú, mi querida amiga. Tú que sin querer y queriendo vás regando arbustos como a las personas...a unos con amor, a otros y porque EL te dá permiso con más amor aún.
Te quiero, linda. Eres genial.
Mi mejor beso.

MariCarmen dijo...

En tierra árida pueden germinar productivas semillas, si damos buen abono y agua generosa, con un buen tratamiento se pueden producir grandes cosechas. Mucha razón querida amiga!

Un beso,
MariCarmen

Mary dijo...

Él te da el permiso,porque cualquier palabra que surja de tu pluma es como una semilla que cada día nos regala un poquito más de paz,un poquito más de esperanza.

Precioso Reina de las letras.

Un beso enorme.

PATSY dijo...

¡Qué hermoso! Bien dicen que los ojos son el reflejo del alma... ¡Cómo no vas a hacer brotar una semilla de sueños con ellos!
No hay sequía que valga cuando la fuerza de los sentimientos se demuestran de esta manera.
Bien merecido el título de "Reina de las Letras" que te ha otorgado Mary.

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

Muchas veces, cuanto menos palabras se dicen es cuando más se comprenden las cosas...

Gracias, Marcos, es tu comentario el que está repleto de poesía.

Un besote.

Liliana G. dijo...

Es verdad, el secreto de la vida está en la caricia del alma, lo tenemos tan delante nuestro que a veces no lo vemos y nos perdemos de disfrutarlo.

Muchas gracias,Rosario.

Besos.

Liliana G. dijo...

Pero esa semilla de calidad hay que buscarla durante mucho tiempo antes de plantarla ¿verdad que sí? :)

Gracias, Eurice.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

¡Claro que las abuelas tienen razón, apm! ¡Han vivido! Y en su maravillosa sabiduría nos dejan perlas como esta "Con tesón y una sonrisa todo florece". Sí que sabía de lo que hablaba la abuela Dolores.

Muchas gracias, dulce.

Un beso gigante.

Liliana G. dijo...

Querida María Jesús, estoy muy de acuerdo con tus palabras, ese permiso constante que nos da Dios, es nada más y nada menos que el libre albedrío, está en nosotros seguir caminando o detenernos en mitad del camino.

La cercanía es mutua, amiga, así como la comprensión, el impulso creador y el impulso de vida. Compartirlos, los hace inmensos.

Gracias, de todo corazón.

Un gran cariño.

Liliana G. dijo...

Ya me lo dijiste todo, Juan, si el cuento te hace reflexionar es porque he logrado mi objetivo.

Gracias por tan cálidas palabras.

Besos.

Liliana G. dijo...

Es verdad, querida Princesa, que por más que se plante en terreno fértil, si no se planta con amor, no habrá planta posible. También es verdad que cada uno da todo lo que puede y todo lo que sabe, y si no da más, es porque aún le falta aprender. Vivimos para aprender, por eso siempre seremos alumnos de la vida.

Muchas gracias, amiga del alma, por todo ese cariño que se desprenden de tus palabras.

TKM, amorosa :)

Besazos.

Liliana G. dijo...

No es mía la razón, Maricarmen, es la razón de la vida, yo la observo y ella me dicta sus principios :)

Gracias, querida amiga.

Un beso inmenso.

Liliana G. dijo...

Regalar paz y esperanza... ¿hay algo más bonito, Marita? Dejemos que la pluma vuele entonces, dejemos que haga su propia cosecha.

Gracias, dulce de leche, con semejante séquito cualquiera se siente reina :)

Besazos.

Liliana G. dijo...

Eso sí, Patri, la semilla de los sueños debe estar siempre presente en la vida de todos, una vida sin sueños es impensable.

Gracias mil, parece que se pusieron de acuerdo con Mary :)

Chuic.

Charly T. dijo...

Una prosa poética que arrolla con la fuerza de las palabras y de la intención. El mensaje permite que el lector reflexione, ese es el fin.
Cada vez estás un paso adelante, Liliana ¡qué bueno!

Besos

Liliana G. dijo...

Gracias, querido Charly, todo lo que arrolla se afirma en los sentimientos, es lo único que puedo decir :)

Tu impulso es gratificante.

Un besote.

//elojodelhuracan// dijo...

No hay obstáculos para una semilla cuando se planta con el corazón y se cuida con amor. Ese es el secreto del transcurrir en la vida, poner el ímpetu y las ganas en lograrlo.

Muy buen micro, Lili.

Todo mi cariño para vos, una grande de las letras.

Liliana G. dijo...

Totalmente de acuerdo, Jorge, ese es el concepto del mensaje.

Mil gracias por estar siempre tan atento a mis cuentos.

Un besote.

Balovega dijo...

Besitos de buenos días...

Liliana G. dijo...

Hola Balo, dos días después, pero seguro que son buenos con tu presencia.

¡Gracias!

Otro beso :)

Linus dijo...

Toda semilla que tu deposites, en cualquier lugar que sea, dará los mejores frutos de la tierra y de la vida.
Bellísimo relato, Liliana.

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, querido Linus, es un placer tenerte como lector.

Un abrazo enorme.

Kiki Nikon dijo...

Menos mal que la semilla tiene oportunidad de escaparse de su martirio, con tus manos tiene la mejor cuna y la mejor madre.
¡Hermoso texto!

Besos.

Liliana G. dijo...

Cada uno tenemos nuestra propia semilla de la cuale somos madres...

Gracias, Kiki.

Un besote.

Marymar dijo...

Cada semilla que plantemos en la vida nos dará la convicción de no haberla desperdiciado, los milagros existen cuando se sueña.
Precioso!!
Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

Es es cierto, Marymar, las semillas de los sueños son eternas...

Gracias, amiga.

Besos.