lunes, 15 de junio de 2009

LA SOMBRA

El hombre sabía que era el grillete de su propia sombra y también sabía lo que significaba perderla.

No quiso que la metáfora cegara su razón, pero aún así se quedó mirándola con miedo. Le parecía que cada vez se hacía más pequeña, tanto como su acotado universo.

Y en el último instante, cuando la vio desaparecer bajo sus pies, creyó que su hora había llegado y lloró amargamente sin siquiera darse cuenta que sólo eran las doce del mediodía y que su sombra descansaba, furtiva, en la suela de sus zapatos.

1º Premio de Microrrelatos “La nave fue y volvió”, desde Río Gallegos, Argentina, para el Mundo, 2008


26 comentarios:

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola liliana.
Hermoso texto. Es un tema que me ha gustado mucho y me ha motivado a escribir algunos sonetos. Mi sombra tiene al menos 3 sonetos, así que no se puede quejar, jejeje. Besitos cariñosos.
Tadeo

Charly T. dijo...

Desde las vivencias personales del personaje, la sombra recrea un mito universal en torno a sí misma, pero también explora el hecho conmovedor en la piel de quien se siente desposeído y sólo con su historia.
Estupendo desarrollo en tan pocas palabras.
Bien merecido el premio.
Muchos cariños.

≈♦ Estrellita ♦≈ dijo...

que bello amiga, como siempre un placer leerte, gracias

MAJECARMU dijo...

La sombra..es el propio ego que nos domina,nos crea falsas expectativas y necesidades.Nos aísla,impidiendo que lleguemos a los demás ampliando la perspectiva..para SER con ellos..!

Enhorabuena por ese microrrelato valiente e irónico..que refleja el espejismo de un hombre-sombra.

Un abrazo,amiga y gracias por colgar el meme.
M.Jesús

Liliana G. dijo...

Sí Tadeo, es un tema que desde lo psicológico y lo personal da para múltiples interpretaciones. Yo también tengo un poema a mi sombra, jajaja. ¡Gracias!
Un beso.

Liliana G. dijo...

Gracias a vos Estrellita, que siempre me alumbrás con tu compañía.
Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

Efectivamente M. Jesús, ese mismo ego que le está diciendo al hombre que su existencia se acaba sólo por perderlo. Las situaciones límites que nos paralizan y nos impiden ver la puerta de salida...
Un placer como siempre, reflexionar junto a vos.
Besos.

Liliana G. dijo...

Estupenda interpretación es la tuya Charly. Efectivamente, el personaje está solo con su miedo, miedo que lo paraliza y le impide ver la verdadera razón de la ausencia de la sombra, es decir su entorno inmediato.
Gracias por tu reflexión.
Un beso grande.

mari dijo...

La sombra de uno mismo es un poco como el reflejo del que hablamos dias anteriores,el reflejo de tu alma en el espejo o la sombra de tu conciencia...

Genial Lili,es muy curioso!!!

Caracolillos para ti...jajaj.

Liliana G. dijo...

Jajaja Gracias Marita.
Es verdad, las sombras están llena de magia y de misterios.
Un beso inmenso.

Linus dijo...

Que nos das sorpresas con cada entrega mi niña...
Este es un relato donde la metáfora se codea con la imagen cruda y espontánea. Realidad y fantasía en un armonioso equilibrio. Un cuento que vale.
¡Felicitaciones!
Un beso, salerosa.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Felicidades por el premio.

Siempre he analizado mi sobra, y ufff..., que miedo.

O mejor respeto.

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias Linus, realidad y fantasía son dos caras de la misma moneda: la vida.
Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

¿Quién no se detuvo alguna vez a mirar o a jugar con su sombra Javier?

Coincido con vos: respeto. Es que ya sabemos lo que significa no tenerla, quizás ése sea tu miedo...

Un fuerte abrazo (con sombra).

Javier dijo...

Yo, que voy por la vida gris y difuso, recién, al leer tu relato, comprendí que hace rato perdí mi imagen...
(merecido el premio)

Charo dijo...

Precioso Liliana...enhorabuena por el premio reina!!!
Buenas noches.

Muchos besazos

Liliana G. dijo...

¿No sería genial que en lugar de gris y difuso, fueras color y luz? Tu imagen sigue ahí, no la perdiste, seguramente está esperando que le prestes atención y la redescubras...
Gracias Javier.
Un cariño colorinche.

Liliana G. dijo...

¡Muchas gracias Charo! Es un gusto encontrarte por estas madrugadas de Buenos Aires (y en el trabajo).
Un besote gigante, amiga.

Nirvana dijo...

La sombra, el juego del misterio con nosotros mismos, la búsqueda que nunca terminamos... todo un mundo de referencias para un microrrelato.
Muy bueno.

Besos.

I AM dijo...

Felicidades por el merecido premio otorgado. Realmente es un relato estupendo.
(Que lástima de hombre, mira que tenía mala sombra..)

Besazos Lili

Liliana G. dijo...

Es verdad Nirvana que es "todo un mundo de referencias", ese fue uno de los argumentos esgrimidos por el jurado. El cuento mereció tantas y tan dispares connotaciones que fue motivo de debate durante meses.
Gracias amiga.
Cariños.

Liliana G. dijo...

Jajaja Tenés razón I AM, es peor que si tuviera mala sangre...
Muchas gracias, amorosa.
Un beso grande.

Anónimo dijo...

La sombra es un símbolo desde dentro y fuera del hombre mismo. Muy bueno el cuento y tu enfoque desde lo psicológico y lo místico.
Cariños, Lili.

Marcos

Fiamma dijo...

¡Que buen relato Lili!
Muy merecido el premio.
Ahora debo buscar mi sombra... creo que la he perdido...

Besitos

Liliana G. dijo...

En realidad cuando escribí el relato lo hice en forma espontánea sin ningún tipo de planteamientos más que el de demostrar la incapaciad de reacción de una persona ante el miedo. Luego fueron surgiendo los "análisis".
Gracias Marcos.
Un besote.

Liliana G. dijo...

Noooooo, Fiamma, seguramente estará por allí cerquita... jajaja.
Muchas gracias amiga.
Un beso grande.