miércoles, 1 de julio de 2009

TODO MAR



El mar encrespó sus olas como decenas de gigantescas manos y atrapó al hombre en la profundidad de su silencio.

No supo qué ocurría ni qué estaba haciendo allí. Aquel lecho prolijamente preparado con sábanas de algas, le devolvió un brillo verde fosforescente al tiempo que un ejército de peces marchaba convencido hacia la nada, más allá de los colores, donde las sombras tenían sus fantasmas y los ecos apenas eran recuerdos de las alturas.

Sintió frío. Era como un rayo helado que le recorría el cuerpo y que no terminaba sino en los confines delirantes de aquel tormento húmedo. Y entre el borboteo enloquecido de las burbujas que escapaban de su boca, apenas pudo ver los contornos del último instante de su vida, mientras ésta se apagaba en la desesperación de los tiempos.

El hombre trató de aferrarse al madero invisible de las ilusiones pero ya ni siquiera tenía fuerzas para aferrarse a algún amor lejano, y se dio cuenta, con los ojos desorbitados ante la visión de la muerte, los brazos extendidos como una cruz humana y el gesto delirante del impotente, que debía rendirse ante el espanto.

Y de improviso, un golpe. Pensó que era el último. Cerró los ojos y se dejó arrastrar mansamente sin sospechar siquiera que allá arriba, donde aún soplaba el viento, estaban preparando la maquinaria de los milagros y lo habían obligado a cancelar su cita con la muerte.



30 comentarios:

Fiamma dijo...

MAgnifico escrito Lili, siempre sorprendes y maravillas con tus letras

Felicidades preciosa!

≈♦ Estrellita ♦≈ dijo...

hermoso escrto amiga eres increible, besitos y buen dia para ti.

Christian dijo...

GENIALLLLLLLL ESCRITO AMIGAAAAAA
BESITOS PARA VOS Y BUEN DIAAAAAAAAAA

Liliana G. dijo...

Muchas gracias Fiamma, es un gusto que me leas y lo disfrutes, amiga.
Besotes.

Liliana G. dijo...

Es hermoso tenerte entre mis afectos Estrellita.
Gracias amiga.
Muchos besos.

Liliana G. dijo...

¡Hola Chris! Buen día amigo.
Gracias por este amanecer tan cálido.
Besotes.

MAJECARMU dijo...

Buen relato Liliana..!

La muerte no llega cuando la lógica humana..presiente su llegada..

..sino cuando ha de llegar..con su lógica irracional..!

Enhorabuena,buen mensaje.
Un abrazo,M.Jesús

mari dijo...

Puff Lili,por un momento me faltaba el aire...no es broma lili!!! Un soplo de vida es toda una vida...Genial como siempre,me gusto mucho.

Un beso mi REINA!!!!

Nirvana dijo...

Un cuento corto pero intenso, se vive, se siente, impresionante.
Felicitaciones.

Un cariño grande, Lili.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias M. Jesús, siempre es muy halagador que se entienda el mensaje.

Un gran cariño, amiga.

Liliana G. dijo...

Gracias Marita, aunque no era mi intención ahogarte. Jajajaja
Me alegra que te haya gustado.

Muchos besos, nena.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias Nirvana, breve y conciso fue mi meta al escribirlo. Un gusto que haya cumplido el cometido.

Besotes.

Antoñi dijo...

Liliana, es muy grande este relato. Yo soy una enamorada de la prosa poética, desde que leí Platero y yo de Juan Ramón Jiménez y en ti encuentro esa magia en tus textos o relatos, de forma distintiva, personal, que te diferencia de forma única, porque llevan implícito tu sello…. Besos, Antoñi

Liliana G. dijo...

¡Qué halago amiga! Comparar lo que yo escribo con los escritos de Juan Ramón Jiménez, ya me supera, Antoñi.
Sí creo que todos tenemos un sello particular que nos distingue, también que tratamos de hacer lo mejor posible, y si a todo esto encontramos un comentario como el tuyo, la satisfacción es inmensa.

Gracias, de todo corazón.
Muchos cariños.

Anónimo dijo...

Presentir el último momento de la vida en una experiencia que desemboca precisamente en la vida, contado de esta manera prolijamente detallada por la magia de tus palabras, es sobrecogedor.
Le das color a lo que no lo tiene de una forma maravillosa.
Un fuerte abrazo Lili.

Marcos

Charo dijo...

Precioso...un grito a la esperanza!!!
Liliana insertas letras con aguja de oro e hilo de diamante!


Un besazo amiga

Liliana G. dijo...

Gracias Marcos, cuando se interpreta lo que se lee el autor se siente pletórico. Es muy reconfortante.
Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias Charo, tus palabras son muy dulces.
Sos un cariño.
Besos.

Linus dijo...

Las palabras se hacen imágenes en tus escritos y calan hondo como la vida misma. Es que tienes el don de poder describir, más con el pincel que con la pluma.
Tu cuento también se hace canto y poesía. ¿Qué más se puede pedir?

Un fuerte abrazo, amiga mía.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Me ha recordado a la superviviente de la catastrofe aerea.

Un abrazo Liliana.

Liliana G. dijo...

Nada Linus, nada... ya me lo has dicho todo y con los silencios se completa.
Muchas gracias amigo.
Besos.

Liliana G. dijo...

Es cierto Javier, no lo había pensado, seguramente porque este relato tiene cerca de quince años y la tragedia nos duele hoy.

Un abrazo grande.

Charly T. dijo...

Un cuento que sin dramatismo nos relata una situación límite, de la misma forma que luego nos saca de ella con emotividad.
Muy buenas imágenes Lili, y buen manejo de la prosa poética. Felicidades.

Un cariño.

Liliana G. dijo...

Gracias Charly, es un gusto amigo. Muchas veces la poesía se abre paso en la prosa y se impone sin que lo busque.

Besotes.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Liliana:
Me ha gustado mucho este texto. Muy bien escrito. Transmite magistralmente un montón de sentimientos y ecomociones que se arremolinan. Incluso, te crea esa angustia que produce el sentirse bajo el mar sin poder apelar a la respiración pulmonar. Besitos:
Tadeo

Liliana G. dijo...

Guauuuu, Tadeo, lo que menos quiero yo es ahogar a mis amigos con un relato... Fuera de broma el tuyo es un gran cumplido, puesto que poder transmitir sensaciones es la meta de todo el que escribe.

Muchas gracias querido amigo.

Un beso enorme.

salvadorpliego dijo...

Genial!!!!!!! Bien por esta pluma. Te luciste.

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

¡Gracias Salvador! Lucirme delante tuyo es un verdadero desafío...

Un beso grande.

MariCarmen dijo...

Prólijamente descriptivo y por si fuera poco cuando ya está a punto de perderse la experanza, surge la salvación. En tus escritos hay siempre experanza, que más importante para el hombre.
Un fuerte abrazo...

Liliana G. dijo...

Bien se dice que la esperanza es lo último que se pierde MariCarmen.
Pues entonces mantengámosla viva.

Gracias, de todo corazón.

Besos.