miércoles, 21 de abril de 2010

CARTA SIN FRONTERAS



Mi ángel:

No puedo dejar de decirte que cada vez que te veo, el néctar de mi sexo se derrama sin dilates aún antes de que me toques. Las nervaduras de mis instintos primigenios se desatan cual río fuera de madre con sólo pensarte sobre mi cuerpo lamiendo las colinas de mis senos.

Quiero contarte del eco de tu voz, de la carcajada mágica que abre los caminos sinuosos que se escurren entre mis piernas y que reservo para ti, fuente inagotable del vicio que me corroe las entrañas, siempre que tu boca muerde la mía y me arranca un grito de gloria que se pierde entre las sábanas que reciben la desnudez plácida de nuestros cuerpos hambrientos. No sé cómo expresar mi éxtasis con palabras, pues estas me parecen simples garabatos ante la opulencia desenfrenada que tu presencia me transmite. Pero me quiero acercar aunque sea con un boceto de incoherencias a lo que mi piel siente al recibirte cuando tus manos me recorren y yo me abandono a la lujuria de saber que estoy transgrediendo las fronteras de tu infierno.

¿No te has dado cuenta de que soy la esclava que acata tus órdenes aunque me pidas que me lacere las muñecas? Pues sábelo, porque es el énfasis de mi desenfreno quien me somete en su tortura hasta convertirme en la sangre de tus venas a través de mi delirio.

Me había propuesto no decirte lo que siento para que el placer de lo insólito siga ondeando como nuestra única bandera, mas hoy no puedo callarme porque he visto en tus ojos el reflejo inconfundible de la partida. ¡No me dejes! No podría subsistir sin el amor que reflejan tus pupilas incandescentes, cuando en un rito pagano desgranamos las noches en miríadas de llamas. No podría subsistir si se cerrara para siempre la puerta que has abierto para que yo entre, la puerta de tu morada, la puerta de nuestro infierno.

Quiero que me escuches, es lo menos que te pido. Mírame desde tus profundidades y lacérame las carnes, seré feliz aunque hinques tus uñas en mi espalda, por eso te pido que dibujes con ellas el símbolo de nuestro amor eterno. ¿Quién podría darte lo que yo te doy? ¿Quién ofrecería, como yo, su alma a tu tributo? ¿Quién más estaría dispuesta a recoger los mendrugos de tu boca cuando el hambre ya saciada se escapa por tus comisuras?

Piénsalo, piénsalo, ángel mío… no hay tiempos que en su transcurso pueda acercarte a otra mujer que dé la vida sólo por no perderte, como yo lo hago, lo palpito, lo sufro y lo ansío. ¡Tómame como tantas veces lo has hecho! Con mi consentimiento y sin él, no hay reglas que rijan este desmesurado amor que me quema en su gozo.

Piensa solamente en todas las mujeres que has tenido y que no te han correspondido, piensa solamente que soy la única que siente placer cuando subes desde tu morada, en la cúpula del infierno, para posarte sobre mi cuerpo desnudo que no se resiste, sino que se entrega dócil sin siquiera preguntarte en su desmayo, por qué, ángel caído, me has elegido para engendrar a tu hijo, el hijo del íncubo que amo. Mientras lo piensas, te espero bañada en el sudor de mi inconsciencia.

MORGANA

48 comentarios:

Nirvana dijo...

A pesar de que este relato tuyo ya lo había leído en otra parte, tengo que decirte que no termina de admirarme. El fantástico manejo del lenguaje, hace del texto erótico, un exponente neto del género sin tener que acudir a vulgaridades.

Un vez más, Lili... ¡Genial!

Besos.

Mary dijo...

Totalmente de acuerdo con Nirvana,ademas de que cada vez que lo leo me parece una experiencia nueva,un sentimiento nuevo, no sé,...¿sera que no me canso de leerte?

GENIAL,REINA DE LAS LETRAS ¡!

i am... dijo...

Precioso texto cargado de erótica elegancia.

Besoss y cariños

Rodolfo Cuevas dijo...

Liliana:
Saludo, querida hermana y amiga. Un fantástico relato éste, en donde se narra un amor sin condiciones ni implicaciones religiosas ni morales. Ciertamente disfrute mucho este extraño relato, pero muy interesante relato.
Un fuerte abrazo, querida hermana.

P.D.
Quisiera me aclarara si lo de MORGANA es un sedónimo o es otra autora.

Liliana G. dijo...

Lo erótico no es vulgar, es justamente erótico. Hay quienes no comprenden la diferencia y caen en lo vulgar. Yo sería incapaz de no verla, porque la vulgaridad no tiene ni magia ni poesía, y esas justamente, son mis armas.

Gracias, Nirvana. Sos "de fierro".

Besos.

Liliana G. dijo...

Será, Marita, porque tengo en vos una seguidora infatigable y leal, que me acompaña siempre en cada nuevo paso que voy dando...

¡Muchas gracias! De todo corazón :)

Besotes.

Liliana G. dijo...

Hola I am. ¡Muchísimas gracias! Siempre es un gusto encontrarte por aquí ;)

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Hola, querido Rodolfo:
Es verdad, es un extraño relato. Lo he escrito justamente para un concurso de relatos eróticos, y le quise dar la oportunidad de que también viera la luz en este espacio.
A tu pregunta, "Morgana", es un personaje ficticio, es quien supuestamente escribe la carta. Pasa, amigo mío, que muchas veces, quien me lee, cree que yo soy la protagonista de todos mis cuentos, o que he pasado por las situaciones que narro. Si bien es verdad que a veces me baso en alguna experiencia propia, nunca cuento mi vida a través de mis escritos. Los personajes y las situaciones son ficticias.
En otras palabras, yo soy la autora del texto, pero no su personaje :)

Muchas gracias, querido amigo.

Un beso grande.

MAJECARMU dijo...

Liliana,el tono dramático,dulce,desgarrado a veces y siempre entregado le dá al texto una fuerza tremenda..Me recuerda a tus escritos medievales por el respeto,dignidad y entereza,que muestras..Aunque sea un relato "ficticio"como apuntas,tiene tu magia y tu pasión,que mueves certera con la espada de la palabra..

Una maravilla porque elevas el erotismo a la categoría de arte,mostrándonos la inmensidad del sentimiento en un espacio reducido,como es tu relato.

Mi felicitación y mi abrazo grande,amiga.
M.Jesús

La abuela frescotona dijo...

QUE EROTISMO, QUE URGENCIAS, QUE ENTREGA CIEGA, TODO POR AMOR.
HERMOSO ESCRITO, TAN ÍNTIMO Y SENSUAL.
UN SALUDO QUERIDA LILIANA G.

Juan Sin Nombre dijo...

Un texto magníficamente sugerente, con un léxico cuidado, medido y arrollador. Me quedé impresionado. Demostraste que el buen escritor, puede tomar el desafío del tema que sea. Felicitaciones.

Besos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Liliana:
Gracias querida amiga, por la aclaración; fue un pequeño lapsu, pues, más luego, relacioné el título con el personaje; como escritor sé que no protagonizas tus relatos.
Gracias y un gran abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

la temática erotica en versión elegante...
buen día mi querida amiga

Lorenzo dijo...

El arte también puede ser erótico, sobre todo cuando el género se aparta de los caminos trillados y se eleva a lo sobrenatural. Enhorabuena.

Liliana G. dijo...

Querida M. Jesús, me complace enormemente que aprecies la verdadera connotación del texto, y a su vez me halaga la calidez y contundencia de tus palabras. "Elevar el erotismo a la categoría de arte", es algo que no me he propuesto deliberadamente, sino que es el sentimiento que me genera.

¡Muchísimas gracias!

Un beso inmenso y un abrazo.

Liliana G. dijo...

Hola abue, querida. Liberar los fantasmas de las Letras de su celda de prejuicios, es un acto de amor y de entrega a la Literatura, que me permite la expresión en todos sus ámbitos.

Gracias de todo corazón, amorosa abue :)

Un besazo.

Liliana G. dijo...

Eso se intenta, Juan. Los desafíos están para que recojamos el guante, de allí en más, sólo el lector es quien decide si el desafío ha sido ganado o no.

¡Gracias!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Por nada, querido Rodolfo, por el contrario, tu pregunta me ha dado la oportunidad de explicar el concepto que me mueve a escribir de una u otra forma, y los cánones con que me muevo para llevarlos a cabo. Realmente prefiero la pregunta a un silencio sin respuestas.

Una vez más, muchas gracias y otro beso.

Liliana G. dijo...

Buen día, M. Ángeles. Muchas gracias por estar siempre presente. Sos un cariño.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Querido Lorenzo, quizás sea ese halo sobrenatural el que imprime al texto las expectativas que genera, desde lo erótico y desde lo literario. Solamente el lector puede elevarlo a la categoría de arte, y cuando esto pasa, el escritor, se eleva también pero para tocar el cielo con sus manos.

Gracias de todo corazón, querido amigo, siempre es un verdadero honor encontrarte en este espacio.

Una lluvia de besos.

Duna dijo...

El erotismo es un arte. Está muy lejos de la vulgaridad , y radica en decir , sin decir...
El verdadero erotismo es el que hace volar , sin decir mas que lo imprescindible. Pasar de ahí es vulgar.
Mantengo que es todo un arte.

Muy bueno Liliana.
Un beso amiga

Charly T. dijo...

El arte consiste en saber escribir, no importa el tema que se toque. Poder hacerlo desde la plenitud, la dignidad y la altura, elevándolo a la máxima expresión del sentimiento, es tener dominio de la pluma.
Coincido con el resto de los comentarios, tu relato erótico tiene arte, mucho arte.

Besos.

princesa_ dijo...

Lili, mi tierna amiga que siempre me apoya, mi mujer en cualquier momento, mi locuela con todas sus aventuras, mi cálida escritora que me ha sobrecogido en más de un texto donde me ha hecho tanto bien que sin saberlo tú siquiera sé que te debo una, y muy importante.
Hoy he leido tu texto. Primero en voz baja devorando con avidez todo su contenido, luego en voz alta (me encanta hacerlo cuando estoy sola) y...he llegado a sentir todas y cada una de las explosiones erótico-amorosas que has sentido.
Dá igual que firme Morgana, que seas Liliana, ó que un personaje ficticio haya venido a visitarte. Solo sé que hacía mucho tiempo que no gozaba de un escrito tan bello y no admiraba el arte de saber esribir con esa mezcla de erotismo y sensualidad.
Eres un amor Lili..te quiere tu princesa_ que parece que contigo ha transgredido más de una frontera.
Un beso. Siempre_cerca, amiga.

Linus dijo...

Increíble relato, tiene todos los ingredientes que la emoción permite. Lo sobrenatural pasa casi inadvertido, merced a la maestría con que lo tocas. Eres grandiosa.

Besos encandilados, desde el otro lado del mar.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Duna, el erotismo está muy lejos de la vulgaridad, no hay duda, creo que el arte, consiste precisamente en demostrarlo.

Gracias, por tu reflexión, la comparto :)

Besotes.

Liliana G. dijo...

Querido Charly, poder escribir sobre todos los temas, es una posibilidad que siempre se sigue intentando, porque siempre se sigue aprendiendo, independientemente de que se logre o no.
El arte del relato erótico consiste en sugerir, no en demostrar. Bien dicen que la realidad supera a la fantasía, pero podemos alimentar a la fantasía, para que la realidad la supere.

Muchas gracias, amigo.

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

¡Qué cálidas palabras, Princesa! No puedo más que emocionarme por ese desborde de afecto y gratitud que me dedicás.
Saber que puedo llegar a través de lo que escribo, a despertar emociones, vivencias, a levantar el ánimo, a dar impulso a una vida, a conseguir que se lea en voz alta y que ello sea un acto de alegría, me hace sentir inmensamente feliz y útil.

Gracias de todo corazón, Princesa querida.

Un besote inmenso y un abrazo de oso.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Linus, sólo unos pocos lectores se han percatado de este hecho. Lo sobrenatural, se hace natural, cuando se lee con naturalidad.

Un cariño grande.

Kiki Nikon dijo...

Un texto precioso, cuando lo erótico es sugestivo, la fantasía y la pasión se convierten en un deleite.

-Besos-

Liliana G. dijo...

Pienso lo mismo, Kiki, y celebro que sea así.

Muchas gracias.

Cariños.

esteban lob dijo...

Hola Liliana:

Por cierto que quién habla de nervaduras de instintos primigenios, es artista del lenguaje que vuela muy lejos de la vulgaridad.

Un abrazo.

Marcos dijo...

Estupendo escrito, donde la pasión y el erotismo se convierten en la expresión neta de una artista de las palabras. Felicitaciones.

Besos.

Persis dijo...

Repito aquí el comentario que hice en otro blog: ¡IMPECABLE MANEJO DEL LENGUAJE! Cada detalle, cada imagen, cada frase hacen que el lector viva plenamente lo que lee sin ponerse colorado. Yo soy de las que piensan que las cosas íntimias hay que tocarlas con delicadeza y respeto o no tocarlas... y este relato es para leerlo varias veces.
Besotes!!!

Buscas Libros.com dijo...

Hola, perdón por escribirte por este medio, somos una red de librerías de usados www.buscaslibros.com y estamos recopilando información sobre blogs literarios para publicarlos en nuestra página. Ya hemos registrado tu blog para compartirlo con nuestros usuarios dentro de poco. Saludos y si buscas libros agotados, raros, etc, te esperamos por allá!

Melody Paz dijo...

Lili que precioso cada vez que ingreso a tu casita es como ingresar a un mundo maravilloso. Te leo, en generos diversos (como en este relato erótico) manejandote por ellos como una reina. Un escrito cargado de pasión en cada letra. Un besito amiga.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Esteban, es un verdadero gusto que siempre interpretes lo que escribo con tanta agudeza.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Con comentarios tan elogiosos, cualquiera se puede sentir artista de las palabras.

¡Gracias, Marcos!

Besos.

Liliana G. dijo...

Coincido con vos, Persis, no concibo otra forma de tocar los temas intimistas, si no es con el respeto al arte de la escritura en bien de su lectura.

¡Gracias de todo corazón!

Un beso inmenso, querida amiga.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias por tu visita y tu interés por este espacio, Buscas Libros.com, te tendré en cuenta.

Saludos.

Liliana G. dijo...

El honor de hacerme sentir una reina de las Letras, es todo tuyo, querida Melody.
Mi casa, es mi mundo y siempre estarás invitada a compartirlo.

¡Muchas gracias!

Besotes :)

moderato_Dos_josef dijo...

Sin duda un cuento fantástico en todos los sentidos de la palabra. Me ha sorprendido de forma agradable el final, creo que está logrado, pues te deja tal y como suele decirse: boquiabierto.
No sé cómo habrás quedado en el certamen. Para mí lo de menos es ganar, la cuestión reside en que disfrutes escribiendo, lo demás llegará de forma natural...
Un abrazo.

Liliana G. dijo...

En el certamen ni figuré, José, pero es verdad lo que has dicho, disfruto escribiendo, además me encanta hacerme cargo de cuanto desafío se me presente, aunque no te niego de que me hubiera gustado, aunque más no sea, algún reconocimiento :)

Pero el mejor premio, es, de lejos, encontrarme con comentarios como el tuyo.

¡Gracias!

Besos.

Emmanuel de Alvear dijo...

Un escrito de una belleza narrativa que deslumbra. El impecable uso de léxico, el tema erótico y la trama sobrenatural, hacen de él un referente de tu excelencia.
Felicidades.

Abrazos.

Mar dijo...

Haces arte de un relato erótico, cuando lo fácil sería caer en la vulgaridad.
Felicidades.

Saludos.

Mistral dijo...

Es una verdadera joya erótica, tratada con tu exquisito buen gusto.
Me encantó!!
Siempre es un placer visitarte.

Gracias por dejar tus palabras en mi blog.

Saludos afectuosos.

Liliana G. dijo...

Pasa, querida Mar, que la vulgaridad no es arte, y transmitir vulgaridad no tiene sentido, es algo que se transmite solo :)

Muchas gracias y bienvenida, estas puertas siempre están abiertas para compartir un momento entre amigos.

Un cariño grande.

Liliana G. dijo...

¡Hola Mistral! ¡Qué gusto tan grande es encontrarte!

Verdaderamente, cuando se dice que este intercambio virtual no transmite emociones, no se sabe lo que se dice. Cuando una amigo se aleja, siempre nos produce una nostalgia infinita. Encontrarlo nuevamente, es una gran alegría, sé que estás...

Gracias por tus palabras. Espero que estés bien y que en algún momento nos volvamos a encontrar.

Un beso inmenso y la felicidad que te merecés.

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, Emmanuel por tu opinión sobre la forma y el estilo. Me da mucho gusto.

Un fuerte abrazo, y bienvenido.