sábado, 3 de abril de 2010

DESTINO DE SUEÑOS


Después de muchos años, había decidido agasajarse con un viaje a la costa. Contaba los días que le faltaban con gran entusiasmo. Ansiaba encontrarse frente a ese mar que siempre llevaba en sus adentros y que en poco tiempo se materializaría frente a sus ojos y a sus sentidos.

Pero el azar, que nunca le preguntó si ya había sacado el pasaje o preparado sus maletas, canceló de un plumazo, el viaje esperado. No le importó, guardó el boleto del tren dentro de un libro de cuentos, de tapas azules y nuevas. Número de tren, 305. Coche 301. Asiento 6. Destino…

Sabía que desde el andén de la imaginación, viajaría acompañada, hoy, mañana y siempre a un destino de sueños, también sabía que eran sueños, pero eso tampoco le importaba.

46 comentarios:

Persis dijo...

Ay... esta historia me pone triste! Pero así es la vida: una de cal y una de arena. Menos mal que con los sueños podemos recrear esa vida, a veces, injusta.
Besotes!!!

El alegre "opinador" dijo...

El azar es puñetero... Y nunca pregunta si vienen bien o mal sus designios... Me ha encantado el relato. ¡Qué bien escribes! Haces que me sumerja en la historia hasta el fondo.
Besos.

Duna dijo...

Liliana, los andenes son sitios muy especiales. En ellos se cuajan llegadas muy esperadas, o idas muy dolorosas. Pero el destino es el que marca el punto.

Un gusto leerte amiga.
Un beso

Charly T. dijo...

No importa si perdemos un tren, mientras no sea el tren de la vida. La fuerza de los sueños, casi siempre los convierte en realidad.

¡Qué precioso relato!
Me da un gran gusto deleitarme con tus escritos, tu sensibilidad es fantástica.

Besos.

Rodolfo Cuevas dijo...

LilianaG.:
¿Sabes, hermana-amiga?, de sueños estás preñadas la vida y, muy de vez, en cuando todos perdemos algún tren... Para mí, éste un relato bello, pues la vida se construye y concluye sobre sueños...
Abrazos fraternos, hemana mía.

MAJECARMU dijo...

Si, tomamos un camino y de pronto..aparecen circunstancias que nos despistan y obligan a tomar nuevas sendas..!
Quizá podamos seguir en el camino inicial,si sabemos dar la "talla"ante las circunstancias y responder con temple,dignidad y constancia..

Seguramente..la vida nos devolverá ese "billete"como premio a las necesarias pruebas,que hemos de superar,antes de comenzar ese viaje..!!

Mi felicitación por tu sabiduría y buen hacer,amiga.

MI ABRAZO GRANDE OTOÑO-PRIMAVERAL.
M.Jesús

Mary dijo...

Los sueños siempre van de la mano de la imaginación y hasta que se cumplen la imaginación es la encargada de alimentar esos sueños...Pero tranquila que ese boleto del tren cumplira su destino.

Como siempre PRECIOSO mi REINA!!!

Besos mil toditos para tí.

Liliana G. dijo...

No hay que ponerse tristes, Persis, todo tiene un por qué en la vida, bien sabemos que por una puerta que se cierra siempre hay otra que se abre. Los sueños nunca defraudan y en ellos encontramos la fuerza para seguir caminando la vida.

¡Gracias amorosa!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Comparto tu pensamiento, Opinador, el azar es bien traicionero, pero lo bueno es que siempre nos quedan los sueños...

Con tu comentario, ahora la "alegre", soy yo :)

¡Gracias!

Besotes.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Duna, los andenes tienen esa magia oculta que fascina y remueve los sentimientos de quien viaja (o no)...

También para mí es un gusto leerte. Gracias, amiga.

Besos.

Liliana G. dijo...

¡Vos sos fantástico, Charly! Mi sensibilidad no es mayor que la tuya, porque al sentir mis cuentos, estás devolviéndomela.

Gracias :)

Un abrazo de oso.

Liliana G. dijo...

Maravilloso pensamiento, Rodolfo, es muy cierto que la vida "se construye y concluye sobre sueños...", lo comparto plenamente.

Gracias querido hermano, siempre es un gusto tu presencia.

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, M. Jesús, si no confiáramos en que la vida nos devolverá ese billete, no seguiríamos intentando tomar ningún tren...
Cuando el destino nos cambia el rumbo, debemos considerar que es por algún motivo. Caminos hay muchos, seguramente encontraremos el nuestro.

Muchas gracias, querida amiga.

Un beso grande y de todo corazón.

Liliana G. dijo...

No te quepa la menor duda, Marita, el destino siempre se cumple, yo sé que sí. La imaginación y los sueños nos acompañan en el viaje.

¡Gracias amorosa!

¡Felices Pascuas!

Besazos.

esteban lob dijo...

Los sueños bien merecen nuevas oportunidades.


Cariños.

Nirvana dijo...

¡Me encantóooooooo, Lili! Si vos soñás, todos los que te leemos soñamos junto con vos.

Besos, genia :)

FELICES PASCUAS.

Mary dijo...

FELICES PASCUAS¡! PARA VOS Y TODOS LOS SOÑADORES.

UN ABRAZO:)

Kiki Nikon dijo...

Si estamos acompañados por la imaginación, nunca estaremos solos. ¡Bellísimo!

Felices Pascuas.

Besos.

Liliana G. dijo...

Así es, Esteban, los sueños y la vida. ¿Acaso no son lo mismo?

Gracias, amigo mío.

Besos.

Liliana G. dijo...

Jajajaja bueno Nirvana, yo sueño mucho y reparto a todos, entonces...

Gracias, nena.

¡Felices Pascuas!

Besotes.

Liliana G. dijo...

MIL GRACIAS MARITA QUERIDA, LO MISMO PARA VOS, PARA JUAN Y LOS NIÑOS.

¡¡BESAZOS Y FELICES PASCUAS!!

Liliana G. dijo...

La imaginación es una compañía que siempre es bienvenida, y sin la cual, los que escribimos, estaríamos "fritos" :)

Muchas gracias, Kiki.

Besos y felices Pascuas.

Marga Fuentes dijo...

Mi querida, ¡no me lo puedo creerrrrr!
Dime que no, que no es cierto, que sólo es un ensayo literario.
Besos enormes y abrazos,

Liliana G. dijo...

No puedo decirte que no es cierto, Marga, creeme que no puedo :(

Luego te cuento, la vida tiene cada cosa...

Besazos gigantes.

Marcos dijo...

Como el azar nunca pregunta, lo mejor es tener las maletas siempre preparadas. Lo que un día te quita, otro te lo regala.
Me encantó tu cuento.

Besos.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Liliana:

Que los sueños, sueños son, dicen siempre por ahí. Pero hay sueños que parecen realidades y realidades que parecen sueños, todo depende de nosotros mismos.

Abrazos.

Gracias por visitarme.

**Andrea** dijo...

¡Qué bonito! El cuento comienza con la nostalgia de una pérdida y en el final es pura poesía, puro sueños.

Me encanta leerte, siempre lo disfruto.

Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

Es cierto, Marcos, muy buena reflexión, desde lo positivo es más fácil enfrentar el infortunio.

¡Gracias!

Un cariño inmenso.

Liliana G. dijo...

Y también hay sueños que se hacen realidad, Rafael, la cosa es no perderlos de vista...

Gracias de todo corazón.

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Andrea, también a mí me resulta muy halagüeño que siempre me leas y me regales tan hermosas palabras.

Besos mil.

Juan Sin Nombre dijo...

Gustoso te compraría un pasaje en el tren de los sueños, mientras tanto, me deleito con el espléndido manejo de tu prosa. Te admiro.

Un beso.

ALDANA S. R. dijo...

Qué bonito. Un andén entre la nostalgia y la esperanza, me encantaría saber si el pasaje sirvió para abordar el tren de esos sueños.
Cariños

apm dijo...

!Claro que sí!, que importaba que fuera un destino de sueños, también se viaja -!y como!- con la imaginación, sonñando, es más... son viajes maravillosos siempre, pues siempre están mas que ningunos otros abiertos a la magia, a la imensidad infinita de la irrealidad, y, velay, no entienden de finitud ni de territorios ni de horarios ni de calendarios... pura maravilla y poesia hecha prosa ese viaje tuyo desde el andén de la imaginación, Lili.
!Me ha encantao!

Un besote de esos bien gordos y sonoros

Liliana G. dijo...

Pasaje que yo te aceptaría sin dudas, Juan Sin Nombre, todo lo que se ofrece de corazón, se debe recibir de la misma manera :)

¡Gracias por tu "admiración"! Me motiva a seguir aprendiendo.

Un beso agradecido.

Liliana G. dijo...

Claro que sí, Aldana, si hasta viajo en ese tren sin boleto. Los sueños no necesitan ser reservados y menos aún, recibir paga :)

Muchas gracias, y bienvenida.

Un cariño.

Liliana G. dijo...

¡Hola apm! En principio el destino era la playa, pero como la vida tiene sus vueltas, lo he cambiado por otro más largo, emocionante y encantador, el de los sueños. La realidad, siempre puede esperar un poquito más, todo llega... Como bien has dicho, los pasajes a los sueños, siempre están abiertos a la magia.

Muchas gracias, amorosa.

Un montonazo de besos gordos :)

Linus dijo...

Muchas veces las cosas no salen como uno quisiera, lo que cuenta es la actitud con que la asumamos, y es evidente que tú la asumes como una reina.
Maravilloso cuento.

Besos.

Liliana G. dijo...

Es tan cierto como la vida, Linus, la actitud es el eje que mueve (o deja de mover) nuestro día a día. Aunque a veces cueste, vale la pena intentar cambiar el rumbo de los infortunios.

Muchas gracias.

Cariños.

Marucha dijo...

Liliana G, ¿ quien nos asegura que no estamos soñando cuando creemos estar viviendo?

tu microrelato está muy bonito.

cuantos no hemos tenido el boleto para una situación dada,y decidimos postergarla para siempre y por siempre.

vivimos en el mundo de las decisiones.

decido dejarte en beso y un abrazo.

tu amiga marucha.

Melody Paz dijo...

Aquí estoy Lili: presente esa soy yo jaja, últimamente viajo en sueños, pero con una sonrisa. Un besito amiga.

Liliana G. dijo...

Nadie nos lo asegura, Marucha, de modo que debemos seguir viviendo con la incertidumbre de no saberlo, ¿o debería decir, soñando?

Gracias amiga mía.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

¡Hola, Melody! Me parece fantástico si además de viajar en sueños, lo hacés con una sonrisa, esa es la actitud :)

Gracias, amorosa.

Besotes.

EL OBSERVADOR dijo...

Hermoso cuento, poético y romántico. Un placer haberte encontrado.

Un abrazo.

Rosario dijo...

Liliana, me gusta mucho tu relato y comparto contigo tus opiniones, es verdad que esperamos con ilusión un acontecimiento y de repente se tuerce el camino...
Gracias por compartir conmigo el camino bloguero con sonrisas.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi librillo.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias "Observador" y bienvenido. Es un gusto.

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

Sin sonrisas, la vida sería amarga y lánguida, ellas son un regalo que siempre deberíamos tener en cuenta.

Muchas gracias, Rosario, sos un sol :)

Besotes.