viernes, 29 de julio de 2011

BARBACOA Y UTOPÍA

Hoy es mi cumpleaños. La apetitosa barbacoa casi está lista para adornar la mesa en el centro de un nutrido grupo de amigos, todos ellos del mismo Tribunal donde soy Juez de Instrucción. Un año más es para dar gracias. Mientras hago los preparativos, sigo pensando en el caso resonante que ha caído en mis manos. Siento que la ansiedad se cuela entre las chuletas como un tóxico fatal, mañana comienza el juicio y los ojos de la prensa caerán sobre mí. Sé que el candado es una pieza fundamental para resolver el crimen, pero el acusado está tranquilo porque sabe que la prueba está incompleta. Fantaseo que he armado, finalmente, el rompecabezas.

Llegan mis invitados y entre la algarabía voy desenvolviendo regalos. Ninguno lleva tarjeta, no hace falta. Palos de golf, un reloj, mi perfume preferido… apenas reparo en la pequeña caja azul hasta que la depositan en mis manos. ¿Un anillo? ¿Un sujetador de corbatas? El corrillo me apura para que la abra, por lo que rasgo el papel apresuradamente, levanto la pequeña tapa y apenas doy crédito a lo que veo. ¡Sorpresa! Exclaman al unísono. Frente a mis ojos, la llave se transforma en oro.

52 comentarios:

Charly T. dijo...

Eso demuestra que alcanzar las utopías no siempre es imposible. Me gusta mucho el cuento, tiene una pizca justa de misterio y un final, que como siempre, deja abierta la puerta para el asombro.

Un beso querida Liliana, muy grande y con todo cariño.

DAMIÁN dijo...

Muy bueno tu cuento. Un blog que promete. Te leo.

Cariños

OZNA-OZNA dijo...

bello y mágico cuento nos regalas, infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de tus letras , un besin de esta amiga admiradora.

El Mar...Siempre el mar dijo...

Hola Liliana.

Se cuando te leo en este blog que al final como si fuera aquellas moralejas de las antiguas fábulas...sabras llevarnos a la sorpresa y surgirá la utopía para dejarnos con la boca abierta.

Me encantó.

Mi mejor sonrisa para ti.

Abuela Ciber dijo...

Buenisimo!!!!
Finales felices elevan el ánimo

Cariños

Rosa dijo...

Hola Liliana, reconozco que me has tenido expectante hasta el final.
Besitos.

Mary dijo...

Hasta yo empuje para que abriera la cajita azul,¿que sera?....Lili,un final de los tuyos,de los que terminas de leer y te nace un suspiro,un alivio..

Genial¡!QUERIDA AMIGA,CUIDATE MUCHO.

TK.Chuic x 1000

Antonio Misas dijo...

Siempre hay mucho más en los cuentos de Liliana. En Barbacoa y Utopía a mi me ha dejado ver, aunque vivimos en distintos países, ese lado oscuro que comparten los colectivos del poder, que son como semidioses y tienen la capacidad de mover hilos impensables para conseguir el fin que persiguen. Nos lo presenta dentro de un acto social en apariencia, sin más complejidad, es un apacible cumpleaños, una inocente reunión de amigos y sin embargo, no se ausentan ni un solo instante de su trabajo, de sus obligaciones, de sus ambiciones, de sus preocupaciones. Lo que pudiera ser una "Utopía" para un simple mortal, para ellos es una absoluta y palpable realidad. El poder es lo que tiene.
¡Muchos besos!

//elojodelhuracan// dijo...

¡Excelente! Este cuento tiene una gran dinámica, un transcurrir que comienza con una actividad rutinaria y que arrastra al lector en su avidez por adivinar el final. El remate, más que una llave de oro, es el broche que cierra fantásticamente esta historia.

Lili, te superás cada día, te lo puedo asegurar.

Besos, diosa.

José Ramón dijo...

Liliana Excelente su blog
Saludos de José Ramón desde
Abstracción textos y Reflexión.

PATSY dijo...

Atrapante, y como de costumbre, la sorpresa se la lleva el que lee y cuando llega al final. Creo que este cuento tiene varias lecturas, opino como Antonio, siempre hay que leerte con algo más que los ojos. ¡Muy bueno!

Besos, muchos.

José Ramón dijo...

Liliana gracias por seguir Abstracción textos y Reflexión.
Un cordial saludo de José Ramón

Liliana G. dijo...

Dejar la puerta abierta para el asombro es un desafío constante, Carlos, cuando se logra se disfruta...

Muchas gracias, querido amigo.

Besos.

Liliana G. dijo...

Gracias, DAMIÁN, has sido muy amable. Bienvenido a este espacio.

Un abrazo.

Liliana G. dijo...

Ozna querida, soy yo quien te da las gracias por tu cariño y tu presencia. Siempre son un lujo.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Paco, el tuyo es un gran elogio, leer un cuento y saborearlo hasta el final, ser partícipe del asombro y esperarlo... ¿qué más se puede pedir?

Un beso muy grande, querido amigo.

Liliana G. dijo...

¿Verdad que sí, Abuela Ciber? Adoro los finales felices, aún cuando a muchos les parezca cursis :)

¡Gracias!

Besos y feliz dommingo.

Liliana G. dijo...

Y yo, Rosa, reconozco que saber que te tuve expectante durante la lectura del cuento, me llenó de alegría :)

Muchas gracias.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Yo creo que vos le hubieras arrebatado la cajita al Juez y la hubieras abierto en sus narices, jajajaja
¡Mary, sos genial!

Gracias, reina. TKM

Un beso enorme.

Liliana G. dijo...

Estupenda lectura del cuento, Antonio, es cierto que el poder, disfrace como se disfrace, siempre tendrá el mismo rostro, y esto es independiente del país en que vivamos, es la universalidad social, la supremacía de unos sobre otros, es decir, una constante de todos los tiempos.

Mil gracias, Antonio.

Muchos besos.

Liliana G. dijo...

De eso se trata, Jorge, de mantener una dinámica que atrape. Sé que no siempre se consigue, pero cuando se logra, se constituye en un pasito hacia adelante en la evolución personal del que escribe.

¡Gracias!

Besos.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, estimado José Ramón, es un privilegio tu visita a este sitio. ¡Bienvenido!

Un fuerte abrazo.

Liliana G. dijo...

Es eso justamente lo que tenemos que hacer todos, Patricia, leer con los ojos y con el alma, de esta forma los textos adquieren otra dimensión, de nada sirve leer a las apuradas, nos perderíamos lo mejor.

Gracias por tus palabras, siempre son un aliento.

Besotes.

Liliana G. dijo...

Hola, José Ramón, gracias a vos por dame la oportunidad de conocerte y de compartir espacios culturales.

Abrazos.

Cinarizina dijo...

Hola Liliana, me encantó el relato y tu blog me resultó muy interesante, así que con tu permiso, me quedo en tu casita. Recibe mi afecto sincero.

OceanoAzul.Sonhos dijo...

Gostei muito de passar aqui, tem o dom da escrita.

Um abraço, boa semana.
oa.s

Liliana G. dijo...

¡Bienvenida, Cinarizina! No sólo es un gusto que hayas venido a "Cuentos...", sino que es un placer.

Muchas gracias. Nos vemos.

Cariños.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias por tus cálidas palabras, OceanoAzul.Sonhos, me da mucho gusto que nos hayamos encontrado.

¡Bienvenida!

Abrazos y feliz semana.

Linus dijo...

Qué decirte, Liliana, tu relato me toca de cerca. Hay situaciones que nos desbordan pero siempre esperamos el mejor desenlace. El que has propuesto es magnífico.

Besos.

merche marín dijo...

Liliana, te conozco a través de "El sentir del poeta" y me quedo. Me has cautivado. Besos.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saldo, estimada Lili:
Es éste un caso aparentemente resuelto. Como abogado criminalista, y en ejercicio permanente que soy, me toca bregar mucho con casos bien engorrosos y difíciles, por tanto estimo profundamente este precioso relato.
Hermana, mi corazón desea la pronta reposición de tu salud...
Besos y abrazos muuuy tierno, mi estimada Lili.

apm dijo...

Vaya Lili... en la plácida y despreocupada reunión de compañeros, nunca se deja atrás esa cuadratura del círculo que parece encumbrar siempre a los que se dedican al oficio de juzgar, yo siempre he pensado qué cómo no, juzgar es -debe ser- algo dificil y complejo, pero será por esto precisamente y porque los jueces dictan sentencia, que siempre me parece que están por encima del bien y del mal, ya sabes, ellos mismos propugnan ésto, y, como que me da cierto escalofrío...
Me ha encantao el relato Lili, impactante el final

Mil besitos gordis

El Sentir del Poeta dijo...

Querida Liliana, atrapante de principio a fin, excelente relato.
besitos para ti, que Dios te bendiga.

Marcos dijo...

Estupendo cuento donde convergen los dos aspectos principales de la vida de las personas, el laboral y el privado, ambos buscan el equilibrio, y por supuesto, en tu fantástico remate, lo logran.

Un beso.

Liliana G. dijo...

Supongo que es el desenlace soñado por todos los abogados ¿verdad? :)

Gracias, Linus.

Muchos cariños.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Merche, es un placer compartir este espacio con vos.

¡Bienvenida!

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

No sabía que eras abogado criminalista, Rodolfo, no me cabe la menor duda de que debés lidiar con casos terriblemente engorrosos... ¡pero que maravilloso! Felicitaciones por tu cruzada permanente por la justicia, tus valores humanos sé que se transparentan en tu conducta profesional de la mejor manera.

Gracias por tus palabras, querido hermano.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Es verdad, querida apm, que es muy difícil separar la vida personal y privada del ámbito de trabajo, más aún cuando hay amigos que comparten ambos mundos. También es cierto que algunos personajes no se bajan de la cumbre fácilmente. Por fortuna están aquellos que hacen su trabajo lo mejor que pueden.

Muchas gracias, amorosa.

Besos gigantes :)

Liliana G. dijo...

Muchísimas gracias, Noemí, tu paso por este lugar deja una enorme huella de cariño...

Besotes.

Liliana G. dijo...

Es lo que decía un poco más arriba en otros comentarios, Marcos, dos mundos a veces irreconciliables que en un punto no tienen más remedio que tocarse.

Gracias, querido amigo.

Un abrazo de oso.

Juan Sin Nombre dijo...

La sorpresa es que la que siempre descubro en tus relatos, Lili, un banquete de excelente gusto donde la literatura se ve homenajeada.

Un beso.

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Juan, tu comentario es el mejor plato :)

Otro beso.

Kiki Nikon dijo...

Me gusta el cuento, toca un mundillo especial, donde se percibe (en este caso) una camaradería manifiesta, un trabajo en equipo. Excelente.

Besos.

MariCarmen dijo...

Querida Liliana, como de costumbre me encanto tú relato en el que mantienes un interesante suspenso y un sorpresivo desenlace. Coincide con mi cumpleaños de modo que queria pronto llegar al final de la lectura, sólo que a diferencia del caballero yo soy una sencilla mujer, sin todo el poder y la influencia que este hombre parece tener.

Continua deleitandonos....

Poemas del Alma dijo...

*♥♫♥**♥♫♥**♥♫♥*--*♥♫♥**♥*

┊  ♥  ★ ┊ ♥ ★ ┊
┊  ♥ ┊ ☆ ♥  ☆┊   ★┊
☆┊  ♥ Querida Liliana ☆♥
☆★ Un amigo es como ♥♥
☆★una luz en la oscuridad┊ ☆┊
┊  ♥ ☆ ┊ Paso a saludarte! ★
★ ♥Te dejo todo mi cariño! ┊ ☆┊
☆ ┊Que Dios te bendiga┊  ☆
★ ★Besitos para ti ┊ ★ ★
☆ ┊ ☆┊que tengas un ☆♥
┊   ★ maravilloso fin ☆♥
☆┊ ♥ de semana ★☆┊♥
┊☆  ♥☆♥★ Noemi ┊★ ☆ ♥

http://www.el-sentir-del-poeta.com
http://www.poemas-delalma.com

*♥♫♥**♥♫♥**♥♫♥*--*♥♫♥**♥*

Alejandro dijo...

Muy buen relato, pocas palabras que satisfacen al lector.
Saludos afectuosos.

Liliana G. dijo...

Cada "mundillo" es especial, no hay duda, poder meterse en ellos para darle vida a un cuento es fascinante.

Muchas gracias, Kiki.

Un beso grande.

Liliana G. dijo...

Vaya coincidencia, MariCarmen:

¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!

Querida amiga, que pases un día excelente en compañía de tus afectos. De todo corazón.

Besos y cariños.

Liliana G. dijo...

Noemí, sos un dulce de leche. Mil gracias por tu cariñosa huella en "Cuentos..."

Besotes :)

Liliana G. dijo...

Muchas gracias, Alejandro, la satisfecha soy yo de que hayas querido visitar mi espacio. Bienvenido.

Un abrazo.

Scarlet2807 dijo...

Precioso relato, que me mantuvo enganchada hasta el último, te felicito de todo corazón
Desde ahora , me quedo aquí, si me lo permites...
Besitos e4n el alma
Scarlet2807

Liliana G. dijo...

Hola Scarlet, por supuesto que te lo permito, además te lo agradezco :)

Me encantó que te hayas enganchado con el cuento, es un gran halago el tuyo.

Besotes. Te espero cuando quieras.